jueves 21 de septiembre de 2017
Latest News

Agresor en discoteca de Orlando, Florida, habría comprado legalmente sus armas, entre ellas un rifle AR-15

Una de las armas utilizadas por Omar Mateen, en la masacre perpetrada la madrugada de ayer domingo en el club nocturno Pulse, en Orlando, Florida, era un rifle semiautomático AR-15, comprada legalmente por el agresor.

En el tiroteo murieron al menos 50 personas y 53 resultaron heridas, en su mayoría personas de origen hispano.

Un fusil AR-15 también había sido utilizado en las masacres de la escuela primaria de Sandy Hook, el cine de Aurora, Colorado, y el Inland Regional Center en San Bernardino, California.

Los rifles de tipo AR-15 como el de Mateen eran ilegales bajo la prohibición federal de armas de asalto, que venció en 2004, pero ahora se pueden comprar en tiendas.

Trevor Velinor, de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por su sigla en inglés), dijo que Matteen compró sus armas legalmente.

Trevor Velinor declaró: “La ATF ha rastreado esas armas de fuego. Sabemos que este individuo adquirió al menos dos armas de fuego. Él no era una persona que tuviera una prohibición de compra, por lo que legalmente podía entrar en un concesionario de armas y comprar armas de fuego. Así lo hizo, aproximadamente en la última semana”.

Y luego agregó: Estamos haciendo el seguimiento de eso, así que no voy a entrar en detalles en cuanto a la ubicación específica de la compra, pero sí confirmo que compró dos armas de fuego, una pistola y un arma larga, en los últimos días”.

¿Cuántos tiroteos tenemos que soportar?”

Tras el tiroteo de Orlando, la senadora de Florida, la demócrata Geraldine Thompson, pidió un mayor control de armas. Al tiempo que preguntó ¿cuántos tiroteos tenemos que soportar?” para tomar las medidas sobre el libre comercio y portación de armas de fuego.

Thompson está exhortando al gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, así como a otros dirigentes electos, a tomar medidas sobre el control de armas. “¿Cuándo llegará el momento? ¿Cuántos tiroteos tenemos que soportar?” pregunta Thompson.

La masacre del pasado domingo ha reactivado el debate sobre el libre comercio y portación de armas en Estados Unidos, donde el presidente Obama es uno de los críticos de las facilidades que en este país tienen las personas para adquirir y uso de armas de fuego.

 

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete