Latest News

Alcaldía de Ilobasco con serias irregularidades, según Corte de Cuentas

Presunta malversación de préstamos, cheques emitidos indebidamente, ausencia de auditoría interna y externa, venta ilegal de zonas verdes, pagos no justificados y pagos sin que existan facturas que los respalden son algunos de los 22 indicios de corrupción que la Corte de Cuentas señala en el “Informe de auditoría financiera a la municipalidad de Ilobasco, departamento de Cabañas, por el periodo del 1 de enero al 31 de diciembre de 2013”.

 

El informe final fue publicado por la Corte de Cuentas en su página web en noviembre de 2016, y en el mismo se afirma que no existe evidencia de que las irregularidades hayan sido superadas por parte de la municipalidad.

 

Esta comuna está dirigida por el alcalde Eliseo Castellanos, quien acumula 18 años en el cargo bajo la bandera del partido ARENA. Actualmente, compite para un séptimo periodo. 

   

Son 22 señalamientos concretos que realiza la Corte de Cuentas en su informe, a lo que se suma un documento oficial de la Oficina de Acceso a la Información Pública municipal, al que tuvo acceso APS, el cual corrobora una de las principales irregularidades encontradas: la falta de auditorías.

 

Gestión municipal sin servicios de auditoría interna y externa

 

La Ley de Corte de Cuentas de la República, en el artículo 34, afirma: “En las entidades y organismos a que se refiere el inciso primero del Art. 3 de esta Ley, se establecerá una sola unidad de auditoría interna, bajo la dependencia directa de la máxima autoridad”, según consigan en el informe los peritos de la corte.

Añaden que en los artículos 106 y 107 del Código Municipal se establece que las municipalidades con ingresos inferiores a cinco millones de colones, o su equivalente en dólares, están obligadas a contar con una unidad de auditoría interna, mientras que los que tengan ingresos superiores a esa cantidad deberán contratar, además, los servicios de auditoría externa, lo cual ha sido violado por la alcaldía de Ilobasco, que reportando un monto de ingresos de 5,2 millones en 2013, no contó con ninguno de estos dos controles.

 

A pesar de existir estas observaciones de la Corte de Cuentas, después de 18 años de gestión la comuna no ha creado aún la unidad de auditoría interna y tampoco ha contratado los servicios de auditoría externa.

 

Esta redacción tuvo acceso a una solicitud ciudadana presentada a la Unidad de Acceso a la Información Pública de la alcaldía municipal, la cual en noviembre de 2017 respondió: “Se informa que Gerencia General manifestó que dentro de la Municipalidad no se ha creado la Unidad de Auditoría Interna, es por ello que no se cuenta con informes de auditoría emitidos por dicha Unidad, por lo que en razón del Art. 73 de la Ley de Acceso a la Información Pública se declara dicha información como INEXISTENTE dentro de los archivos de la municipalidad”.

 

La Corte de Cuentas señala tajantemente en el informe que la falta de auditorías internas y externas en ese periodo de 2013, con ingresos de $5,2 millones, ha causado “falta de transparencia” y un incumplimiento al mandato de ley.

 

Cheques emitidos indebidamente para realizar pagos en efectivo

 

El examen contable revela también la emisión indebida de cheques por un monto de $107.964.17 (recursos provenientes del FODES) a nombre de la auxiliar de tesorería, con el objetivo de realizar pagos en efectivo a proveedores.

 

Para los auditores esta emisión de cheques “ha causado falta de transparencia en el uso de los recursos financieros” de la alcaldía, pues el monto se canceló en efectivo a supuestos proveedores “propiciando las condiciones para que (los recursos) sean utilizados en fines no institucionales”.

Para los expertos contables, algunos argumentos presentados por el alcalde en su defensa “no son válidos para subsanar la deficiencia” encontrada, y señalan que la persona que presentó fianza por los cheques es la señora María Cristina Castellanos Fuente, con funciones de auxiliar de tesorería, de tal forma que “no queda transparentado el pago, ya que no existe una firma de recibido el monto pagado por la persona que realmente prestó el servicio a la municipalidad, ya que quien firma es ella misma”.

 

Se desconoce si la señora Castellanos tiene algún parentesco con el actual alcalde.

 

Incumplimientos a la ley, como la falta de auditorías, permite que en la administración pública ocurran otras graves irregularidades, como el hallazgo que reporta la Corte de Cuentas en la alcaldía de Ilobasco, donde $35.865.59 del FODES fueron gastados por la comuna en servicios funerarios, alquileres, colaboraciones o regalías, compra de comida y refrigerios, arreglos florales, entre otros gastos que no están contemplados para ser financiados con este recurso.

 

De acuerdo a los auditores de la Corte de Cuentas, esta situación afectó la ejecución de obras que sí deben ser financiados por el FODES, tal como la ley lo establece.

  

Más hallazgos que señalan los auditores son los $10.435.87 que el concejo municipal autorizó pagar, sin justificación y fuera de la carpeta técnica, en concepto de materiales en el proyecto de alumbrado público de 2013.

 

Asimismo, $52.663 fueron pagados por el Tesorero Municipal a distintas personas sin exigir facturas autorizadas por la administración tributaria, estos gastos se produjeron en el marco de la celebración de las fiestas patronales 2013, y las obras de concreteado y empedrado en el caserío Zacamil y concreteado en el caserío Peñas Blancas.

 

Presunta malversación

 

Otra grave ilegalidad que encontraron los auditores es que en 2013 préstamos a favor de la municipalidad “fueron utilizados para fines diferentes a los establecidos” en los acuerdos municipales y los contratos de los mismos préstamos.

 

Ante esta situación, los expertos financieros consignan en el informe el artículo 332 del Código Penal, que define el delito de malversación: “el funcionario o empleado público que diere a los caudales o efectos que administra, una administración diferente de aquella a la que estuvieren legalmente destinados…”

 

Añaden que esta “deficiencia” en el cumplimiento de la ley “fue generada por el Concejo Municipal, al autorizar erogaciones de fondos procedentes de préstamos; para fines no incluidos en los documentos contractuales y acuerdos municipales”.

 

“En consecuencia, la Municipalidad dejó de realizar proyectos para los cuales estableció los contratos de préstamos; utilizando un monto total de $306.467.07, para fines diferentes a los determinados legalmente”.

 

 

Terrenos municipales en la ilegalidad y zonas verdes vendidas a precios de regalo

 

La comuna de Ilobasco es cuestionada por la Corte de Cuentas por la falta de legalidad de 25 inmuebles municipales que no están inscritos en el Centro Nacional de Registros (CNR), mientras que 18 tampoco cuentan con escritura pública de legalización.

 

Esta deficiencia es causada, según la Corte de Cuentas, porque el Concejo Municipal no ha realizado las gestiones para legalizar estos activos municipales, con lo que la alcaldía no puede demostrar la propiedad sobre estas tierras, “quedando vulnerables a que personas naturales o jurídicas las usurpen o apropien”.

 

Siempre respecto a la tierra municipal, la auditoría revela que zonas verdes en las lotificaciones Villas de Santa Isabel, Arcos de Agua Zarca y Andalucía se vendieron a privados, faltando a la obligación, contemplada en el artículo 31 del Código Municipal, de proteger y conservar los bienes del municipio.

 

Son 24.058.92 metros cuadrados en total que fueron vendidos por un monto de $60.800 a diferentes particulares. Esas cifras dan un precio promedio de venta de $2.53 el metro cuadrado, pero en algunos casos bajan hasta solamente 0.45 centavos el precio por metro cuadrado, casi un regalo.

 

Los auditores señalan que la comuna “autorizó la venta de forma directa de las zonas verdes y áreas de equipamiento social de tres lotificaciones a personas particulares incumpliendo el destino para el cual fueron donados a la municipalidad dichos inmuebles”.

 

“En consecuencia, se afectó a la población de las tres lotificaciones, al haber vendido a personas particulares un área considerada como espacio de uso público para el esparcimiento social, y recreación al aire libre, afectando a la Municipalidad con estos recursos, que formaban parte del patrimonio municipal”, consigna el informe.

 

La Corte, tras recibir las justificaciones dadas por el alcalde, concluye que “no es cierto que realizaron el debido proceso” en estas ventas a particulares, y añade que se ha violentado el Reglamento a la Ley de Urbanismo y Construcción, que en el artículo 64 establece que “Las Áreas Verdes no podrán dedicarse a otro uso que no sea jardín, parque público, recreación abierta o equipamiento comunal”.

 

Excesivos gastos en las fiestas patronales

 

El alcalde de Ilobasco y su concejo municipal erogaron de forma excesiva un monto de $70.055.49, faltando, según comentan los auditores en el informe, al artículo 5 de la Ley del FODES, que establece que si estos recursos lo invierten en la celebración de fiestas patronales “deberán mantener un uso racional de acuerdo a la realidad local”.

 

En las fiestas patronales de 2013 la alcaldía de Ilobasco gastó $142.261.64, y la deficiencia que señala la Corte de Cuentas es porque se autorizaron “gastos en exceso”, por un monto de $70.055.49, “sin haber efectuado un control de los fondos presupuestados y aprobados en el acuerdo de la carpeta técnica”.

 

Esta situación “ha afectado los recursos financieros” de la alcaldía, impidiendo que estos fondos fueran invertidos, como lo establece el FODES, en proyectos de infraestructura en beneficio de la población.

 

Siempre sobre irregularidades en la celebración de las fiestas patronales, la comuna es señalada por no haber ingresado a los fondos municipales el dinero recaudado en la fiesta bailable, realizada en septiembre de 2013.

 

Para dicho evento se elaboraron 300 tarjetas para las entradas a un costo de $10 cada una, de las cuales no existe liquidación de la actividad, que se estima en un ingreso de $30.000”, consignan los auditores.

 

Añaden que “no haber realizado el ingreso de los fondos recaudados en el evento bailable, afectó patrimonialmente los recursos de la municipalidad, ya que no generó transparencia en la actividad referida al evento y la Municipalidad no percibió estos ingresos, los cuales ascendieron a un monto estimado de $30.000”, reafirma la Corte de Cuentas.

 

Otras irregularidades y deficiencias en obras

 

Al alcalde Castellanos y al consejo municipal, la Corte de Cuentas lo señala por la compra excesiva de materiales de construcción, tal es el caso de $5.108.40 que se destinó a grava, cemento y arena en las obras realizadas en el cantón Llanitos Centro.

 

Los peritos verificaron en el lugar de la obra que estos materiales se compraron en exceso, incluso, lo hicieron en presencia de personal de la alcaldía, según consta en el documento.

 

Aparte de esta irregularidad, también los expertos constataron que existen deficiencias en la calidad de obras, en específico se refieren a cinco proyectos que presentan “deficiencias de calidad en las superficies de rodadura, grietas y fisuras”, las cuales requieren un costo de reparación de $7.226.13.

 

Las obras se realizaron en los cantones Llanitos Centro, Maquilíshuat, y las colonias Tepeyac, Severo López y Milán costado oriente.

 

“La deficiencia fue originada por el Consejo Municipal en aceptar un diseño inadecuado de los proyectos, ya que se ejecutó un nuevo empedrado fraguado sobre los otros ya existentes sin que se previera la base de los anteriores, como también la actuación del accionar del supervisor de proyectos, en permitir la colocación de losas de concretos sobre los empedrados fraguados, con múltiples imperfecciones donde se construyó el concreto estructural, lo cual produjo dichas fisuras”, consigna el informe. 

 

La Corte de Cuentas señala también deficiencias en la formulación de carpetas técnicas para cinco proyectos de terracería, siendo la información muy generalizada, con costos sobrevaluados, y con cálculos no ajustados a la realidad.

 

Estas fueron encontradas en los proyectos: “Apertura de calle entre caserío San Luis Gramal y la Montaña”, “Apertura de calle entre San Francisco del Monte Centro”, “Corte y nivelación de cancha de fútbol en caserío San Luis Gramal”, “Terracería, corte y nivelación de cancha en caserío la Montaña” y “Terracería de cancha de fútbol en caserío Las Vegas”.

 

En total son 22 irregularidades que el examen de los autores achaca a la alcaldía de Ilobasco, las cuales incluyen también contratos de servicios profesionales que contravienen un acuerdo municipal, atraso en los registros contables, falta de controles administrativos y supervisión en proyectos de terracería y en el consumo de combustible, así como la inversión de proyectos en propiedad privada.

 

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete