Latest News

Alfonso Goitia: “Lo del robo del siglo fue una cosa totalmente absurda, el pacto fiscal debería ser una visión compartida de país y va ser difícil lograrlo”

Por David Rivas, APS.

Alfonso Goitia llegó a El Salvador hace 46 años, procedente de Bolivia. Era el año de 1970 cuando el joven, de 19 años, recaló en San Salvador con su padre, quien trabajaba para un organismo internacional. Se quedó en el país para el resto de su vida. En la UCA se hizo economista, donde luego fue profesor de varias figuras de la economía y de la política doméstica. También ha sido catedrático en la Universidad de El Salvador y consultor internacional para organismos como Naciones Unidas.

El año pasado fue electo presidente del Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas (COLPROCE), que pronto estará celebrando la Semana del Economista. En entrevista para la Agencia de Prensa Salvadoreña (APS), Goitia analizó algunos de los temas calientes sobre la situación económica del país. Se refirió a la reforma de pensiones y al pacto fiscal, tantas veces invocado en los últimos días.

Sobre la reforma de pensiones Goitia cree que el tema es trascendental para el país pero no se ha analizado seriamente hasta ahora. Lo del “robo del siglo” propagado por la ANEP lo considera “totalmente absurdo”. Goitia opina que la privatización de las pensiones “fue un error” y negocio redondo para los dueños de las AFP.

Respecto al pacto fiscal, considerado por muchos como una necesidad imperiosa para rescatar al país de una crisis financiera de está a la vuelta de la esquina, Goitia no duda en señalar que de lograrse ayudaría mucho a mejorar las finanzas del gobierno, y se podría elevar la calidad de los servicios públicos, pero eso no le conviene a los sectores conservadores, porque ellos ya están pensando en las elecciones de 2018 y 2019.

¿Qué han programado para la Semana del Economista?

Una jornada de reflexión en el marco de la Semana del Economista, que se realiza todos los años, el 9 al 12 de agosto. Un conjunto de actividades para analizar distintos aspectos sobre la economía del país. Para este año el tema central será el mercado de valores y su impacto en el desarrollo económico de El Salvador. Vendrán conferencistas extranjeros y economistas locales.

¿Y sobre qué otros temas?

Estamos preparando también un debate sobre el sistema de pensiones. Hay demasiada confusión sobre la importancia y la necesidad de realizarse. Hay muchas cosas que no se dicen claramente o se trata de destruir la posición de uno u otro, cuando creo que el tema de la reforma de pensiones tiene que ser analizado seriamente y entendiendo todas las implicaciones que ha tenido desde el marco de la privatización.

Hablemos de las pensiones entonces. ¿Qué opinas de la propuesta de reforma que impulsa el gobierno y lo que ha dicho la derecha, principalmente la ANEP?

Es necesario escuchar la opinión de la academia, el gobierno, las AFPS y de otras personas que conocen este tema. Para que se pueda analizar más seriamente este tema y no solo de manera propagandística, como lo planteó desde un inicio la ANEP. Lo del robo del siglo es una cosa totalmente absurda, esas cosas no son serias de cara a una discusión de un tema que es trascendental para el país.

P ¿Cómo economista tú lo consideras como una necesidad imperiosa, como algo que no se puede seguir postergando?

Yo creo que la reforma al sistema de pensiones es necesaria, importante realizarla lo más pronto posible. Porque las dificultades en el tema fiscal son reales, porque el gobierno tendría que seguir endeudándose permanentemente. Y el endeudamiento no es sostenible en el largo plazo.

¿Pero arena ya no le quiere aprobar más préstamos?

Pero el gobierno lo puede hacer, lo va seguir haciendo vía el fideicomiso. Y con el endeudamiento a quien estaría beneficiando el gobierno es a las AFP, al prestar para seguir honrando las pensiones. Los sectores conservadores han dicho que es un problema que los fondos entren al gobierno porque serán mal manejados. Pero ya el gobierno ha dicho que se pueden buscar mecanismos distintos a ese. El punto es que no está claro.

Cuando se privatizaron las pensiones se provocó un problema a futuro para el gobierno, se trasladó al contingente de cotizantes a las AFP y obviamente quebraron la estructura estatal del sistema de reparto. Eso está claro. Se provocó esa situación y tarde o temprano el gobierno iba a tener que buscar recursos para poder cubrir las pensiones, porque era imposible cubrir.

¿Los que privatizaron las pensiones sabían que esta quiebra iba a ocurrir?

Sí. Sabían que esto iba a ocurrir. No lo dudo. Lo que pasa es que privó el interés económico, la obtención de ganancias bajo un sistema privado porque era muy redituable para ellos. Estamos hablando de millones y millones de dólares los obtenidos en ganancias para estas AFP. Se calcula que cada año obtienen 26 millones de ganancias netas. En esa perspectiva la privatización de las pensiones es un éxito. Pero es una trampa para el gobierno.

Al mismo tiempo, unos años después se dolarizó la economía y con eso le quitaron al gobierno su capacidad de endeudamiento interno, porque antes se podía utilizar al BCR como prestamista de última instancia para ir resolviendo estos problemas financieros. Pero con la dolarización ya no puede hacerse eso. El gobierno tiene que recurrir a préstamos externos o a la venta de bonos en el mercado internacional. El país cayó en una trampa. Privatizaron las pensiones y el país se quedó sin política monetaria al dolarizar su economía, debe recurrir al endeudamiento con el fideicomiso o a préstamos externos. El gobierno está amarrado.

Entonces lo que ha sucedido en el país, con todo este marco privatizador, es que se debilitó la capacidad del Estado salvadoreño en términos de ingreso. Lo que la reforma al sistema de pensiones debe plantear es ver cómo obtenemos el dinero para resolver la necesidad de los pensionados. No es un dinero que va ir a otros fines del Estado. No. Va ir a las pensiones, a los pensionados. Pero aquí hay sectores que han insistido en decir que esos fondos van a ser utilizados por el Estado, lo cual no es cierto.

¿Fue un plan perverso de quienes promovieron la privatización de las pensiones? ¿Porque sabían que tarde o temprano esto iba a ocurrir?

Ellos sabían de las limitaciones que se podían enfrentar en el mediano o largo plazo. Ellos sabían eso. Pero la visión de ellos era que, en tanto aplicaban todo ese modelo económico, en el fondo estaba el criterio que la economía iba a crecer mucho más. Y en ese marco de crecimiento se podía tener ingresos suficientes del Estado para cubrir todo eso. Pero fue un error. Porque las políticas económicas que se implementaron durante muchos años lo que hicieron fue debilitar la capacidad productiva del país. Debilitar la capacidad misma de mayores inversiones y mayor desarrollo. Aplicaron políticas que debilitaron la economía pero ellos creían que la economía iba a crecer.

Y la realidad es que ya en el año 2000, después de la dolarización, el mismo presidente Flores tuvo que recurrir a préstamos para cubrir pensiones. Luego el presidente Saca hizo lo mismo y creó el fideicomiso. Ellos creyeron que iban a resolver los problemas económicos con las políticas que implementaron. Lo que pasó fue lo contrario. Las políticas implementadas contrajeron la economía, provocaron ese débil crecimiento de la economía. Y aún ahora tenemos el rezago del bajo crecimiento de la economía del país.

No sé si es una visión perversa o no. Yo más creo que fue un mal cálculo de una visión estratégica para el desarrollo del país. Hicieron una apuesta inadecuada sin considerar los impactos posibles que iban a tenerse. Pensaron con una visión optimista que todo se iba a resolver pero no fue así. Fue una visión equivocada.

La UCA publicó un estudio sobre la evasión y la elusión fiscal y dijo que el Estado salvadoreño dejó de percibir el año pasado $1,515 millones en concepto de IVA y Renta.

¿Qué debería hacer el gobierno para combatir esto?

El problema es que todavía existen mecanismos de elusión, que son legales. Hay que revisar toda la legislación que permite a los contribuyentes buscar las formas para no pagar impuestos. El tema de la evasión es otro concepto que implica que el agente económico esconde, las empresas esconden. Recientemente el gobierno ha planteado un mecanismo mucho más ágil para cobrar los impuestos, a través del ministerio de Hacienda. Pero obviamente se oponen los sectores conservadores y los partidos políticos de derecha.

¿Tú crees que sería más conveniente que lo hiciera el ministerio de Hacienda directamente y no a través de la Fiscalía?

Sí. Porque los procesos en la fiscalía son sumamente largos, eso lleva varios años. Es importante agilizar el mecanismo de cobro, obviamente garantizando un proceso transparente y bien desarrollado.

Hablemos del pacto fiscal. ¿Cómo lo ves? Educación dice que el Plan El Salvador Educado, para reformar el sistema educativo requiere de 12,500 millones en 10 años. El ministro Carlos Canjura dice que hay que ir a un pacto Fiscal, que no tenemos alternativa.

Obviamente si tuviéramos un crecimiento del 4 o 5 por ciento estaríamos hablando de un gobierno con más capacidad para cubrir sus gastos, con más capacidad financiera para salud, educación y todo lo demás. Ya hemos alcanzado el 2.5%, pero para aumentar el crecimiento y avanzar más se requiere de más inversión, inversiones privadas y extranjera, también una inversión pública eficiente. En ese marco es que necesitamos empujar las inversiones para generar un dinamismo mayor.

¿Por qué crees que no hay mayor inversión de los privados?

Aquí juega la política. Obviamente para los sectores conservadores y empresariales, ayudar a este gobierno a que crezca más y que mejore el empleo no es conveniente electoralmente, más si estamos pensando que ya en 2018 y 2019 van a haber elecciones nuevamente. Yo creo que eso pasó en el gobierno anterior del presidente Funes. No creo que sea totalmente así, porque hay un sector empresarial en el país que sí está invirtiendo. Hay capitales extranjeros también que lo están haciendo. Pero hay otro sector empresarial que no está interesado en ayudar a un gobierno que no está en su visión. Obviamente no van a ayudar.

¿Cuando este sector dice el robo del siglo sobre el tema de pensiones que están haciendo? Ahuyentando a los capitales. No están ayudando. Hay un sector empresarial que no ayuda en este campo, en el de las inversiones.

El pacto fiscal debería representar una visión compartida de todos, alrededor de cómo fortalecemos las capacidades del gobierno para desarrollar las distintas acciones económicas y sociales que se requieren para que este país se desarrolle. Pero el pacto fiscal va a ser difícil lograrlo.

¿Qué debería plantear el pacto fiscal?

Que vamos a implantar el impuesto al patrimonio, el impuesto predial, revisar otro tipo de impuestos, como el impuesto a las casas de playa, a los artículos suntuarios, diferenciar el IVA para los carros de lujo o bienes de lujo. Obviamente los sectores de la derecha y conservadores no van a querer eso. Entonces ya no hay pacto fiscal. El pacto fiscal debe incluir apuestas por el país. Hay una serie de cosas que se pueden implementar para mejorar los ingresos para el Estado.

Los sectores conservadores lo que quieren es que el gobierno gaste menos. Hay que eliminar una serie de incentivos a las empresas. Hay un estudio que calcula en 700 millones de dólares que el Estado deja de percibir por los incentivos fiscales a las empresas. Habría que revisar eso porque es un montón de plata. El gobierno se lo traslada al sector empresarial como beneficios. Todo eso habría que revisar. Pero al mismo tiempo habría que revisar el gasto público y el endeudamiento.

Tendría que revisarse en qué se está gastando. Si esos gastos son innecesarios o necesarios. Tenemos que ser muy efectivos. Esos son los dilemas que tenemos sobre la economía en este momento, el gobierno tiene que ser muy efectivo en el uso de los recursos. Que lo que invierta o gaste debe tener un impacto económico, social y ambiental positivo para el país.

A cuánto podría reducir la evasión y la elusión? ¿Cuánto de esos 1,500 millones?

Bueno, por lo menos a la mitad. A unos 750 millones.

¿Cuánto podría hacerse con esos 750 millones? Mejorar las condiciones de salud, educación, inversiones productivas para empujar las iniciativas empresariales. Ayudaría en forma muy positiva al crecimiento y al desarrollo del país, a mejorar las condiciones de seguridad también. Necesitamos pacto de nación de este tipo. En el gobierno anterior se hicieron muchas cosas positivas. Se comenzó la estrategia de modificar la matriz energética, por ejemplo.

El FMI le dio una lista de recomendaciones, aumento del IVA. El presidente Funes les dijo que no, que antes se debía agotar otras medidas. Este gobierno sigue también resistiéndose a esas recomendaciones del FMI. ¿Qué hay que hacer?

Hay que considerarlas pero no necesariamente aplicarlas. El FMI lo que ha dicho en sus últimas visitas es que El Salvador ha implementado las políticas adecuadas a lo largo de los últimos años. Son políticas que rompieron con el esquema anterior. Cuando el gobierno del presidente Funes impulsó el plan anticrisis era ya una ruptura con el modelo anterior, porque no era una política de ajuste estructural. Y ese proceso ha continuado. Y el FMI lo que ha dicho es que esas políticas han sido adecuadas, han permitido la estabilidad macroeconómica de este país, baja inflación y a su vez ha permitido crecer, aunque es un crecimiento lento, pero ha crecido la economía del país.

Considero que no es necesario incrementar el IVA porque existen otros instrumentos para aumentar las recaudaciones del Estado. Podríamos ver todos los mecanismos de la evasión y la elusión fiscal, el contrabando. Yo creo que no estamos en el punto de aplicar esta medida.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete

  • Pensando en voz alta

    Con todo respeto para el profesional en economía, se ve a leguas que su discurso es engañoso y con tendencia a apoyar al FMLN como gobernante, pues parte de un supuesto donde el gobierno es un administrador eficiente y honorable, sin corrupciones no malversaciones, si vivieramos en el país donde el actual gobierno quiere hacer creer que vivimos claro que seria preferible que el gobierno administre las pensiones inclusonsi con eso realmente se resolviera todo el tema del deficit fiscal y que la reforma fiscal que pretenden impulsar se cumpliera, sin embargo es evidente que si en tiempo de vacas flacas los actuales administradores son unos derrochadores y lo poco con que se cuenta esta mal orientado pues prefieren pagar altos sueldos a burocratas, comprar vehiculos de lujo y financiarse viajes alrededor del mundo antes de mejorar las condiciones en hospitales o mejorar las condiciones tando de policías y soldados que son los peones sacrificables en la farsa que se mantiene contra las pandillas pues por un lado dicen atacarlos y por otro pactan con ellas bajo la mesa para ganar elecciones. Tambien menciona que el dolarizar le quito al gobierno la capacidad de endeudamiento interno sin embargo no ve el beneicio de no poder generar una inflación galopante al no poder simplemente imprimir mas papel moneda sin el respectivo respaldo al mismo lonque en paises como venezuela entre otros factores como la escasez son la causa de esa preocupante inflación, no se si este profesional es lonqie desaría para nuestro país pues hay mas que suficientes señales para notar que el actual gobierno no tiene la mas mínima idea de como manejar un pais tambaleante en la cuerda floja de la quiebra. Ojalá y este equivocado y por el bien de todo el pais y su población mas apaleada por las malas deciciones de anteriores y actual gobierno se logren corregir para salir del caos economico en el que nos han sumergido.