jueves 21 de septiembre de 2017
Latest News

ANEP dice estar dispuesta a trabajar en un pacto fiscal, como lo pidió el presidente Sánchez Cerén

El presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Luis Cardenal, reaccionó hoy tras el llamado del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, a trabajar en un pacto fiscal y una ley de responsabilidad fiscal, y dijo que el tema debe ser analizado en la mesa instalada por el gobierno con esa gremial.

Cardenal dijo que, de hecho, el pacto fiscal es un tema de la agenda acordada por el gobierno junto con la ANEP, pero que aún no ha sido discutido, a pesar de que la organización empresarial ya entregó una propuesta.

El dirigente empresarial recordó que luego de entregar una propuesta de pacto fiscal en la mesa de diálogo creada por ambas partes, los funcionarios del gobierno “dijeron que lo iba a analizar”, pero aún no han recibido respuesta de ellos.

“Un pacto fiscal es como una mesa de cuatro patas”, dijo Cardenal, tras considerar que el acuerdo debe tener los siguientes aspectos fundamentales: los gastos del Estado, los ingresos, la deuda y la inversión pública.

Para Cardenal, el problema de las finanzas del Estado es crucial, ya que el riesgo del país, producto del incremento de la deuda, frena las inversiones y el crédito productivo, lo cual impacta directamente en el crecimiento económico.

El presidente Sánchez Cerén lanzo el fin de semana un llamado a los distintos sectores de la vida nacional, a trabajar por un pacto fiscal y una ley de responsabilidad fiscal, que permita frenar el creciente endeudamiento de El Salvador.

“Hay señales que son rojas y una de esas es el nivel de endeudamiento que tiene el país, tiene una alta deuda que anda por el 63 por ciento, eso es una amenaza que tenemos que resolver”, dijo el sábado el mandatario en su discurso en el programa Gobernando con la Gente, celebrado en la ciudad de Usulután.

“Yo quiero aprovechar para hacer un llamado a todos los sectores, a todos, políticos, empresarios, sociales, de que trabajemos por un acuerdo que nos permita al gobierno un ajuste fiscal, que nos permita una ley de responsabilidad fiscal”, añadió el presidente Sánchez Cerén.

El gobernante informó que para el presupuesto del año fiscal 2017, que deberá ser presentado próximamente a la Asamblea Legislativa, el gobierno realizará algunos ajustes, a fin de reducir el gasto, pero aclaró que no habrá despidos de empleados.

“Vamos a ajustar nuestro presupuesto, vamos a disminuir gastos, no vamos a echar a nadie del gobierno, no estamos pensando en despedir a nadie, pero sí comenzar a ajustarnos, como dicen, a apretarnos el cincho”, aclaró el mandatario.

Recientemente, el ministro de Educación planteó la necesidad de acordar un pacto fiscal para obtener los recursos que permitan ejecutar el Plan El Salvador Educado, presentado por el Consejo Nacional de Educación al presidente Sánchez Cerén. El plan contempla un presupuesto de 12,582 millones de dólares para transformar el sistema educativo del país.

El llamado del presidente Sánchez Cerén ya ha reavivado el debate en los próximos días, sobre la necesidad de alcanzar un pacto fiscal. Por primera vez desde el gobierno también se habla de una ley de responsabilidad fiscal, una petición que el partido ARENA ha venido haciendo y planteando como condición para aprobar préstamos y recursos al gobierno.

El economista Luis Membreño, saludó el llamado del mandatario y dijo que “el primer paso es el que hadado el presidente, de decir tenemos voluntad de hacerlo (el pacto), lo segundo por definir es el método que se va a utilizar” para alcanzarlos.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete