Latest News

“ARENA está bloqueando todo, porque su estrategia es estrangular al gobierno, aunque ello signifique hundir al país”: Gerson Martínez

(Primera Entrega)

Gerson Martínez, el ministro de Obras Públicas durante los últimos ocho años, comparece este jueves ante la Asamblea Legislativa para rendir su informe de labores. En los últimos días ha estado preparando una extensa lista de logros alcanzados por la cartera a su mando. Más de $340 millones de dólares en inversión pública, 25,000 nuevos empleos generados en la construcción de obras viales y un país con una red de carreteras y puentes mejor que la que encontró en 2009, asegura.

A ocho años de haber asumido el cargo, el ministro de Obras Públicas parece tener razones para estar satisfecho de la labor realizada. Es uno de los ministros mejor evaluados por la población, incluso desde el gobierno del ex presidente Mauricio Funes, según diversas encuestas de opinión. No es producto de la casualidad que en este momento se le mencione con bastante insistencia como un fuerte aspirante a la candidatura presidencial por el partido FMLN.

Un total de 771 km de nuevas carreteras, 780 obras de protección realizadas, entre ellas la eliminación de cárcavas, además de 84 nuevos puentes construidos luego de ser destruidos por fenómenos climatológicos, son algunos de los datos que Martínez lleva en su informe bajo el brazo este jueves al congreso.

En las últimas intervenciones en medios de comunicación ha insistido en denunciar al partido ARENA por oponerse a la ratificación de créditos y hasta donaciones necesarias para el desarrollo del país. “ARENA está bloqueando todo, todo, porque su estrategia es estrangular al gobierno, aunque ello signifique hundir al país”, asegura.

En entrevista con APS, Martínez intenta dibujar al MOP que encontró y al MOP que ahora dirige. Celebra no haber registrado en estos ocho años un solo caso de corrupción denunciado, un solo juicio o demanda en su contra. Se declara firme creyente en la transparencia y el derecho de información de la gente.

En la primera entrega de la entrevista, Martínez aborda temas relacionados al trabajo al frente del MOP. En la segunda entrega, que APS publicará en los próximos días, se refiere a un tema cada vez más inevitable, el de la posible candidatura presidencial.

APS: ¿A qué cree ministro que se debe que la gente evalúe bien el trabajo en el MOP que usted dirige?

GM: A la comprensión y generosidad de la gente. A pesar de las dificultades el MOP aprendió a multiplicar los panes y los peces, a multiplicar la obra, a pesar del bloqueo que consistentemente nos ha hecho el partido ARENA.

APS: ¿Qué lo hace diferente a este MOP?

GM: Nosotros no solo trabajamos para la gente. Trabajamos con la gente. Probablemente la gente ha captado la lealtad a la ciudadanía y la lealtad en la administración de sus recursos, lealtad en la calidad de los trabajos, lealtad en decirles la verdad siempre. Hemos logrado inyectar una cultura de conducta incorruptible, la política de todo al sol, de transparencia ante la gente.

Creo que construir confianza y credibilidad es de las tareas más difíciles y solo puede hacerse con una dedicación a la gente, con un servicio público centrado en la gente.

APS: ¿Si pudiéramos utilizar una palabra para definir al MOP antes del 2009 cómo lo definiría?

GM: Rupturista. Aquí para lograr una transformación se requiere reformas, cambio y ruptura. Romper con la vieja cultura, con el lumpen político y el lumpen mercantilista. Romper con la vieja política que ha sido desde el pasado la política como el arte de la simulación. Una ruptura con eso es crucial para que nuestro país evolucione hacia más democracia y hacia una soberanía efectiva del pueblo, hacia un ejercicio pleno de soberanía efectiva.

También a que los políticos entiendan que hay que respetar la soberanía y que se necesita gobernar obedeciendo. Una democracia no es aquella donde nos hicieron creer que la ciudadanía debía obedecer al gobierno, lo que necesitamos es gobiernos obedientes, que aprendan a gestionar obedeciendo. Y hay mucho que hacer ahí. El giro no ha tocado fondo. Se puede decir que hay logros apreciables, pero todavía insuficientes.

APS: Un analista político dijo una vez que antes que usted llegara al MOP la institución era una cloaca. ¿Se puede decir que el MOP era una cloaca por tanta corrupción que se denunció?

GM: Lo que pasa es que en las cloacas no se vende al ciudadano, en las cloacas no se trasiegan los $73 millones de la Diego de Holguín (hoy Monseñor Romero), o los$ 40 millones de los hospitales. Era una cosa más complicada el MOP.

Creo que el cambio institucional, bastaría que se contrastara el MOP del viejo régimen y el MOP que se ha ido construyendo, que todavía no es lo suficientemente satisfactorio. Y por eso se requiere todavía un giro más.

APS: Usted ministro habló en más de una oportunidad de cómo el MOP se dejaba ganar los juicios, de que habían empresas contratistas del MOP que tenían más abogados que ingenieros, porque de lo que se trataba era de demandar al MOP y ganarle los juicios. ¿Cómo estaba eso?

GM: Históricamente hubo un sistema de montaje de juicios amañados. De laudos que más bien eran una trama para ordeñar al Estado, para ordeñar las arcas públicas. Cuando nosotros llegamos en el 2009 encontramos un ministerio atrapado, enredado en una jungla de juicios, extraños muchos de ellos, que ya le habían costado más de $45 millones de dólares a la ciudadanía. Todavía yo tuve la oportunidad de quitar el último laudo arbitral, la última sentencia a los titulares del viejo régimen por $5.6 millones de dólares. Y la deuda quedó en 39.6 millones de dólares en condenas a los titulares del viejo MOP. Pero que al final del día la factura la terminó pagando la ciudadanía.

Quizás un síntoma del cambio en estos últimos ocho años es un saldo de cero actos de corrupción, en una lucha sin cuartel contra la vieja cultura de la corrupción. Cero juicios, cero condenas contra los titulares del ministerio, porque no se ha cometido ningún ilícito. Y, por consiguiente, cero cargas a la ciudadanía. Cero deudas producto de actos de corrupción.

Pero también cero reservas de información a la ciudadanía y a la prensa, y a los partidos de oposición. En el MOP no se reserva nada, absolutamente nada. Eso sí es rupturista, porque en eso creo y esa ha sido mi lucha de toda mi vida. Una política de todo al sol. Porque el sol es la mirada ciudadana, porque la corrupción y las negociaciones ilícitas son como el hongo, que solo crece en la oscuridad, pero si se somete a la luz del sol el hongo muere. Esa es la ruptura profunda que debe continuarse.

APS: Pasemos ahora al tema de la inversión pública a través del MOP. ¿Cómo ha evolucionado la inversión pública en el MOP en los últimos ocho años?

GM: Para darte un dato, este jueves vamos a presentar la memoria del MOP a la Asamblea Legislativa. Vamos a darle cuantas al país de que en estos 365 días hemos entregado 382 obras, con una inversión MOP-FOVIAL de $228 millones de dólares. Pero la inversión total de MOP-FOVIAL-Vivienda es una inversión total de $340 millones de dólares.

Encontramos hace ocho años al sector construcción con un crecimiento negativo de -5% y este año hemos crecido al 2.1%. Hemos contribuido a generar 25 mil empleos, 5,029 empleos directos y 20,116 empleos indirectos.
APS: Vamos a datos duros. ¿Cuánto se ha construido en carreteras y demás infraestructura vial en el país?

GM: Hemos construido en estos últimos dos años y medio 771.4 kilómetros de carretera nuevos. Desde la tormenta Ida hacia acá hemos logrado eliminar 780 cárcavas, es decir, obras de protección, eliminando cárcavas que amenazaban vidas, viviendas, bienes de la población, cosechas y puentes.

Hemos tenido en El Salvador, comparativamente hablando, la mayor destrucción de puentes en la historia de América Latina. Los huracanes Ida, Alex, Ágata, Mathew, Nicole y la Tormenta Tropical 12-E, destruyeron totalmente 84 puentes y averiaron 69. Todos los hemos construido por completo, con sus pasos peatonales, cumpliendo las normas universales de accesibilidad y las normas técnicas de adaptación al cambio climático. Pero hemos subido la cuenta con una construcción mucho mayor de puentes para el desarrollo.

En 2009 El Salvador era, según Naciones Unidas, el país más vulnerable del mundo. Antes de los primeros 8 años lo hemos movido a la posición 11. Somos el país en el mundo que se ha movido más rápido en positivo, a la posición 11 luego de ser el número uno en vulnerabilidad a nivel mundial. La meta de este gobierno era sacar a El Salvador del top ten de los países más vulnerables del mundo. Ya rompimos la meta, ya estamos en la posición 11.

Asimismo, en 2009 El Salvador también era el país de más riesgo climático en el mundo. Eso nos heredó ARENA, el país de más alto riesgo climático del mundo. El Salvador se ha movido 14 posiciones en positivo. Eso se debe a los avances en el ministerio de Medio Ambiente y Protección Civil, pero obviamente la musculatura de respuesta y prevención son las obras de ingeniería del MOP. Esa es inversión en la gente.

APS: El gobierno ha denunciado lo que considera un bloque de ARENA en la Asamblea Legislativa a créditos importantes y hasta donaciones, fondos sobre los que el país no tiene que pagar nada. ¿Cómo está eso?

GM: Si este jueves no se ratifica el corredor pacífico salvadoreño, que es el corredor logístico para imprimirle competitividad a El Salvador a través de una estrategia de movilidad y logística, que es el mismo corredor mesoamericano, ARENA va a bloquear uno de los programas más importantes de empleo intensivo para la juventud en las zonas de San Vicente, La Paz, Usulután y La Unión.

Están bloqueando el desarrollo del país y están bloqueando también el desarrollo de la región. Lo más grave es que recientemente han estado bloqueando las donaciones, como la de España y la Unión Europea. Se acaban de perder más de $30 millones que incorporaban $7.5 millones de donación.

Están bloqueando todo, porque la estrategia de ARENSA es muy primaria. El objetivo de una rosca que hoy domina la cúpula de ARENA es asfixiar los programas sociales del gobierno, estrangular financieramente al gobierno, tal como ellos lo han dicho, aunque eso signifique hundir al país. Ellos piensan que eso les va a dar ventajas electorales, pero quiero decir, un voto bloqueando el empleo de los jóvenes, el desarrollo, la productividad, es un voto mal habido.

Ellos (ARENA) han menospreciado la inteligencia de la gente. Pero la gente la sabe.

Continuará. (En la segunda entrega de la entrevista Gerson Martínez habla de temas de coyuntura y de candidaturas presidenciales)

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete