Latest News

ARPAS denuncia retroceso en Canal 10

La coordinadora de medios comunicatorios de El Salvador (ARPAS), una organización aliada del gobierno actual, denunció en su editorial de este martes lo que calificó como “un retroceso en Canal 10” de televisión.

Según ARPAS, el canal de televisión del Estado salvadoreño “tiene algunos retrocesos en su proceso de consolidación como medio público. Esto se evidencia con la exclusión de algunas voces críticas en espacios de opinión: miembros de organizaciones progresistas han sido proscritos por haber expresado críticas a algunas acciones u omisiones del gobierno”.

La asociación ha denunciado en varias ocasiones a los llamados medios hegemónicos del país, por excluir la información sobre las actividades que realizan organizaciones sociales, pero esta vez los palos fueron contra el canal de televisión del gobierno.

ARPAS denunció que dirigentes del movimiento social que apoyan al gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, “han sido vetados” de la programación del canal 10. El caso ya está siendo denunciado ante organismos internacionales.

A continuación el editorial en mención, transmitido este martes por las 20 estaciones de radios comunitarias afiliadas a ARPAS.

Retroceso en Canal 10

Canal 10 celebró la semana pasada 53 años de fundación. Esta significativa conmemoración no debería pasar desapercibida, pues durante los últimos años la televisión estatal ha mejorado su programación, se ha modernizado tecnológicamente y ha contribuido a la diversidad mediática en el país.

Sin embargo, el canal estatal tiene algunos retrocesos en su proceso de consolidación como medio público. Esto se evidencia con la exclusión de algunas voces críticas en espacios de opinión: miembros de organizaciones progresistas han sido proscritos por haber expresado críticas a algunas acciones u omisiones del gobierno.

Por ejemplo: representantes de la Alianza Social por la Gobernabilidad y la Justicia (ASGOJU) fueron vetados en la entrevista “Agenda Ciudadana” desde que presentaron una carta en Casa Presidencial pidiendo cambios en algunas políticas económicas, estrategias políticas y en la integración del gabinete. La proscripción es también en ciertos medios ligados del gobernante FMLN.

Lo anterior constituye un acto de inmadurez política, intolerancia a la crítica y violación a la libertad de expresión cometido por quienes ordenaron vetar a organizaciones aliadas del mismísimo gobierno.

El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, específicamente la Secretaría de Comunicaciones, debe corregir esta actuación impropia de un gobierno democrático y de izquierda; y al mismo tiempo impulsar como política pública la institucionalización de Canal 10 y demás medios gubernamentales como medios públicos pluralistas e independientes del gobierno de turno.

Si el actual gobierno no convierte los medios gubernamentales en medios públicos, éstos serán instrumentos de propaganda de la derecha oligárquica si ARENA retoma el Ejecutivo en el año 2019 y no habrá más espacio para organizaciones sociales, la academia y otros actores nacionales.

Por eso la Red por el Derecho a la Comunicación (ReDCo) plantea su la “propuesta de política pública de comunicación” -presentada en enero de este año a la Secretaría de Comunicaciones y a la SIGET- la necesidad de crear un sistema de medios públicos. Para esto urge retomar la propuesta de Ley de Medios Públicos que duerme el sueño de los justos en la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la Asamblea.

Ojalá, pues, que la celebración del 53 Aniversario de Canal 10 incluyera una reflexión sobre la pertinencia y urgencia de la institucionalización de los medios públicos.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete