Latest News

ARPAS pide debatir sobre causas de la deuda del país

La Asociación de Radios Comunitarias y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS), avaló hoy el llamado del presidente Salvador Sánchez Cerén, a crear un pacto fiscal para frenar el endeudamiento, pero pidió que se realice una auditoría que determine las causas y orígenes de la deuda contraída por el país.

Con el llamado hecho por el gobernante, “el Presidente abre un debate que no puede postergarse más: el alto nivel de endeudamiento resultante de la deuda contraída por las administraciones de ARENA y los nuevos préstamos adquiridos por los gobiernos de la izquierda, que optaron por más deuda pública ante el rechazo de la oposición política, a una reforma fiscal progresiva y el boicot de la Sala Constitucional a los ingresos gubernamentales”, dice ARPAS en su editorial.

“Pero un debate integral sobre el problema del endeudamiento público debería plantear, en primer lugar, la necesidad de una “auditoría de la deuda” que determine, entre otras cosas, las condiciones en que fue adquirida y el destino que tuvieron los fondos”, añade.

ARPAS considera que “en la época de ARENA muchos préstamos tenían condiciones desfavorables, influyeron en políticas económicas y finalmente se fueron al saco de la corrupción. Por ejemplo: las privatizaciones en el gobierno de Armando Calderón Sol (pensiones, telefonía, distribución eléctrica) fueron todas requisitos de préstamos del Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional; y los préstamos que serían para construir el ex bulevar Diego de Holguín y el Hospital de Maternidad, para citar sólo dos casos, fueron robados por los gobiernos de Francisco Flores y Antonio Saca, respectivamente”.

“Por tanto, la deuda que sirvió para imponer las nefastas medidas neoliberales y cuyos fondos fueron robados o malversados por ex presidentes, ex ministros u otros ex funcionarios, el país no está obligado a pagar”, afirma la organización de los medios comunitarios del país.

En segundo lugar, agrega ARPAS, “proponer a los acreedores una renegociación del pago de la deuda, que anule la deuda espuria (que fue chantaje para privatizar o que fue robada por los gobernantes de turno) y restablezca condiciones de pago más favorables para la deuda legítima”.

“Y, en tercer lugar, insistir en la urgencia de combatir la evasión y elusión tributaria y de aprobar una reforma fiscal progresiva, para evitar más deuda. Hay que perseguir a los empresarios sinverguenzas que avaden 1,500 millones de dólares anuales, derogar las 23 leyes que permiten la elusión tributaria y aprobar una política fiscal donde “paguen más quienes tienen más”, sostiene.

Estos tres aspectos -auditoría de la deuda, renegociación con acreedores, y combate de la evasión y aprobación de reforma fiscal progresiva- son elementales en una discusión afondo sobre el endeudamiento del país, concluye ARPAS en su posición.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete