martes 19 de septiembre de 2017
Latest News

Atentado sangriento de Barcelona causa conmoción mundial

El lema, improvisado y espontáneo, era sencillo: “No tenemos miedo”. La organización Estado Islámico se atribuyó el atentado ocurrido ayer a las 5:00 de la tarde de Barcelona y que causó 13 muertos y cerca de 100 heridos. Muchos países en El Mundo, incluyendo El Salvador condenaron el atentado.

Este viernes, unos minutos después de que la policía levantó el dispositivo de seguridad que había mantenido “cerrada” la calle que mejor simboliza en Barcelona su carácter abierto y libertario, Las Ramblas, los ciudadanos anónimos se acercaron hasta ahí para caminar por el mismo lugar en el que unas horas antes se había registrado uno de los peores atentados terroristas en la historia de la ciudad.

El mayor desafío de la sociedad catalana a los responsables de la masacre fue precisamente la de recuperar la normalidad cuanto antes. Y los comerciantes y vecinos de Las Ramblas así lo hicieron: los kioscos de prensa los souvenirs y las postales estaban expuestas para su venta, los puestos de flores también, si acaso con la única singularidad de que en la mayoría de ellos había un moño negro en señal de luto.

Barcelona pasó del silencio y la estupefacción ante la tragedia y la masacre a plantarle cara al desafío y gritar un sencillo “No tenemos miedo”. O como gritaban en catalán: “No tinc por“. Y así se extendió como la pólvora, cuando la gente, miles, recorrieron durante la mañana los 800 metros de la masacre.

El recorrido que va de la Plaza de Cataluña hasta las inmediaciones del Liceo de Barcelona, el templo de la ópera de la ciudad. Y dejaron moños negros y flores y veladoras a lo largo y ancho de la calle.

Al filo del mediodía, en el centro de la Plaza de Cataluña, las principales autoridades de España y Cataluña, encabezados por el Rey Felipe VI, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, encabezaron el minuto de silencio.

También ahí se acercaron miles de ciudadanos indignados y dolidos con la masacre y se sumaron al silencio del duelo. Que una vez terminó, todos irrumpieron en un largo y sonoro aplauso en reconocimiento y memoria de las víctimas y heridos. Además de que gritaron sin parar el que ahora se ha convertido en el nuevo lema de la ciudad: “No tenemos miedo”. “No tinc por“.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete