martes 24 de octubre de 2017
Latest News

Banco Mundial anuncia que economía de El Salvador crecería a menor ritmo, pero la CEPAL tiene una mejor previsión

El Banco Mundial estima que la economía salvadoreña crecerá 2 %, en 2017, cuatro décimas menos que en 2016 una previsión contradictoria a la anunciada por la CEPAL, la Comisión Económica para América Latina.

El crecimiento de la economía salvadoreña experimentaría una desaceleración entre 2017 y 2019, que la llevarían a registrar tasas inferiores al 2 % en los próximos dos años, indicó el Banco Mundial (BM) en la más reciente edición de su informe “Perspectivas Económicas Mundiales”.

Mientras tanta, la CEPAL, organismo de las Naciones Unidas, prevé que la que economía de El Salvador tendrá este año un nuevo crecimiento, aunque pequeño, pero que mejorará su estado actual.

PUBLICIDAD

El organismo prevé que la economía salvadoreña crecerá 2.5 % este año, pese al pesimismo de algunos dirigentes empresariales y políticos de la oposición al gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.

El organismo actualizó sus proyecciones sobre el crecimiento de la actividad económica de la región centroamericana y elevó en tres décimas el pronóstico para El Salvador. Ahora estima que el Producto Interno Bruto (PIB) experimentará una expansión del 2.5 % al término de este año, y no del 2.2 % que calculó en diciembre pasado.

La previsión de la CEPAL contradice a la del Banco Mundial, el cual indicó el pasado fin de semana que la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) salvadoreño continuaría mermando en los próximos dos años, pues el BM calcula que la economía cerraría 2018 con un avance del 1.8 %, dos décimas menos que lo pronosticado para 2017; y en 2019 caería una décima hasta el 1.7 %.
La desaceleración no sería un fenómeno exclusivo de El Salvador, pues es un riesgo que enfrentará toda América Latina y el Caribe. “Los riesgos para las perspectivas de la región siguen apuntando a la desaceleración”, apuntó el BM.

La desaceleración proviene de circunstancias como “la incertidumbre política y normativa en los distintos países, los posibles cambios en las políticas de Estados Unidos, el cambio brusco en las condiciones de financiamiento mundiales, la reducción mayor a la prevista del precio de los productos básicos y el creciente impacto de los desastres naturales”, añadió el organismo.

El Banco Mundial alertó que las políticas fiscales, comerciales y migratorias del nuevo Gobierno estadounidense podrían afectar la actividad económica de América Latina, pero en particular la de México, Centroamérica y el Caribe.
Mientras tanto, entre 2017 y 2019, El Salvador se mantendría como la nación menos dinámica de Centroamérica.

Para este año, estima que Panamá crezca 5.2 %, y Nicaragua avance 4.3 %. Costa Rica crecería 3.8 % y le seguiría Guatemala con 3.5 %. Honduras reportaría un crecimiento del 3.4 % y El Salvador cerraría la lista con el 2 % mencionado.

El crecimiento mundial llegaría al 2.7 % por un repunte de las manufacturas y el comercio. Más confianza en el mercado y la estabilización de los precios de los productos básicos permitirían crecer a las economías en desarrollo y los mercados exportadores de esos productos.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete