lunes 24 de julio de 2017
Latest News

Batallón especializado de mil soldados y policías refuerzan desde hoy seguridad en El Salvador

El Gobierno de El Salvador desplegó desde hoy un batallón de mil soldados y agentes de policía, con amplias destrezas para dar persecución y capturar a los grupos criminales de pandillas que migran de las comunidades hacia las zonas rurales para huir de la justicia.

El despliegue de este nuevo batallón formar parte de las medidas extraordinarias dispuestas por el gabinete de seguridad por instrucciones del presidente Salvador Sánchez Cerén.
El nuevo grupo especializado ha sido denominado FUERZA ESPECIALIZADA DE REACCIÓN EL SALVADOR, según anunció esta mañana el director de la Policía Nacional Civil (PNC), comisionado Howard Cotto.
La fuerza de reacción inmediata está conformada por elementos que poseen una formación especializada para operar en condiciones difíciles, y cuenta con las herramientas necesarias para ejecutar su trabajo de una manera más efectiva, indicó por su parte, el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas.
Está compuesta por 600 hombres de tropas especiales del ejército y 400 elementos de unidades especiales de la PNC, como el Grupo de Reacción Policial (GRP) y el Grupo Antipandillas (GAP).
“Esta es una fuerza que ha tenido un alto entrenamiento en capacidad de tiro, de desplazamiento, son mandos que han sido adiestrados y especializados y que van a estar en función de una capacidad inmediata de reacción”, aseguró el portavoz del gobierno.
“Se está dando la tendencia de que estos criminales abandonan las comunidades y en pequeños grupos se aíslan en quebradas, en barrancos, en lomas cercanas, en charrales y por lo tanto desde esas latitudes salen e incursionan y atacan a la población civil”, informó.
El despliegue se realiza desde esta mañana en la Brigada Especial de Seguridad Militar, ubicada sobre la carretera Troncal del Norte, kilómetro 3 ½, donde antes estaba la Guardia Nacional, disuelta por los Acuerdos de Paz de 1992.
Las autoridades salvadoreñas han puesto en marcha, desde hace unas semanas, una serie de medidas para combatir de manera más efectiva a las pandillas y demás organizaciones del crimen organizado, responsables de la mayoría de los homicidios que a diario se cometen en El Salvador.
Hasta el pasado mes de marzo el índice de criminalidad en El Salvador era de 23 homicidios diarios, pero esa cifra se ha reducido a un promedio de 12 tras las medidas extraordinarias que impulsa el gobierno. Actualmente siete de las principales cárceles del país se encuentran bajo estado de emergencia, lo que ha permitido que los más de 300 cabecillas de pandillas que se encuentran presos estén incomunicados totalmente.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete