Latest News

Candidato opositor en Honduras advierte que “el pueblo no se dejará robar las elecciones”

«El pueblo hondureño no se dejará robar las elecciones», advirtió hoy el candidato opositor a la presidencia de la república, Salvador Nasralla, tras denunciar que el Tribunal Supremo Electoral está preparando un fraude para dar el triunfo al actual presidente, Juan Orlando Hernández.

Este jueves la tensión crecía en Honduras tras las elecciones celebradas el domingo, cuyos resultados definitivos aún no se conocen.

El opositor y candidato a la presidencia por la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, aseguró además que no reconocerá los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Nasralla denunció que se está fraguando un «fraude» para arrebatarle la presidencia, poco después de que el TSE anunciara que la página web donde el organismo está actualizando los resultados sufrió un fallo.

«No reconocemos los resultados del sistema tramposo del @TSEHonduras, nos han visto la cara de tontos y nos quieren robar el triunfo», señaló en su cuenta oficial de Twitter, poco después de que la Organización de los Estados Americanos (OEA) informara que tanto él como el actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, que opta a la reelección, firmaron una declaración en la que se comprometían a respetar los resultados y llamaban a la calma.

«Yo no voy a aceptar el resultado de actas del Tribunal Electoral que está metiendo sin firmas y que está alterando la voluntad popular», afirmó el opositor en Twitter.

Mientras tanto, en  las calles de Tegucigalpa, una multitud de simpatizantes de Nasralla protestaban contra lo que denunciaron como un “fraude descarado” del oficialista Partido Nacional, con el aval del TSE y de la misión de observadores de la OEA.

Algunos dirigentes de la oposición temen que vaya a haber estallidos de violencia graves por las dudas generadas durante el escrutinio final de las elecciones del pasado domingo.

 

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete