Latest News

Centro penal de Cojutepeque fue clausurado hoy y sus reos reubicados en otras cárceles

El centro Penal de Cojutepeque fue clausurado hoy y sus 1282 reos fueron reubicados en otras cárceles de Izalco y Quezaltepeque, informó el ministerio de Justicia y Seguridad.

El desalojo total de la cárcel se realizó a lo largo de este día.

Una parte de los reos fueron trasladados por la mañana al centro penal de Quezaltepeque, y el resto durante esta tarde, hacia el penal de Izalco, explicaron las autoridades de la Dirección de Centros Penales.

Decenas de autobuses condujeron a los reos hacia Izalco y Quezaltepeque, fuertemente escoltados por agentes de la PNC.

“Este día quedará totalmente desalojado el penal de Cojutepeque que ha sido una demanda de la población aledaña, pues no reunía las condiciones para ser un reclusorio”, anunció por su parte el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, había anunciado el pasado fin de semana el cierre definitivo del penal de Cojutepeque, pues no reúne las condiciones básicas de seguridad.

El hecho de estar ubicado en el centro de la ciudad lo hace más vulnerable.

Además, el edificio era una instalación militar que fue convertida en cárcel sin reunir las condiciones necesarias para ser un centro de reclusión. Su inmediatez con las viviendas de la ciudad era uno de los factores que contribuyeron históricamente a la fuga de reos y a la introducción de objetos ilícitos.

De las 22 cárceles que existen a nivel nacional sólo tres de ellas fueron construidas para con ese fin. El resto fueron instalaciones que se readecuaron como recintos carcelarios.

El centro Penal de Cojutepeque era unas de las siete cárceles donde fue impuesto el estado de emergencia a final del pasado mes de marzo, para lograr el aislamiento total de más de 300 cabecillas de pandillas.

Pero, pese al estado de emergencia, en el penal de Cojutepeque no fue posible cumplir las medidas de seguridad como se esperaba, debido a la alta vulnerabilidad del recinto.

El pasado jueves, las autoridades descubrieran que los internos habían logrado instalar un panel solar, con el cual obtenían energía para 56 teléfonos celulares. En la requisa también se les decomisó decenas de chips y cargadores, además de droga. En otra requisa realizada 15 días tras, el 25 de mayo, la policía incautó 98 celulares sus accesorios y tres radios de comunicación.

Tras conocerse a través de los medios de comunicación que esta mañana se había iniciado el desalojo del centro penal, decenas de familiares de reos se movilizaron hacia Cojutepeque para saber sobe sus parientes.

La alcaldesa y habitantes de Cojutepeque expresaron su alegría por el cierre del centro penal, pues las quejas de la población habían sido reiteradas desde hacía años, demandando su clausura.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete