domingo 23 de julio de 2017
Latest News

Convoca Maduro a marchas contra “intervención” de la OEA en Venezuela

Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a una protesta para hoy como parte de su llamado a una rebelión nacional contra la Carta Democrática invocada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para atender la crisis en el país petrolero.



”Pretender intervenir Venezuela es un crimen. Llamo a la movilización contra el intervencionismo”, aseguró Maduro en su programa de televisión, al anunciar una “gran marcha antiimperialista y antialmagrista” de la juventud socialista en repudio a la OEA.

Maduro arremetió contra el jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA) porque pidió este martes una “sesión urgente” del Consejo Permanente para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática, un mecanismo que se activa en caso de alteración del orden constitucional.



”Nuestra revolución será absuelta por la historia. Pero tú, Almagro, serás condenado al fango más profundo del infierno de los traidores a las causas de América Latina, y Venezuela te señalará toda la vida por impulsar la intervención de nuestra amada patria”, dijo el mandatario.

Más temprano, en un acto masivo con sus seguidores, Maduro llamó a “la rebelión nacional frente a las amenazas internacionales”. “Métase su Carta Democrática por donde le quepa, a Venezuela se respeta y a Venezuela no se le va a aplicar ninguna carta”, le advirtió a Almagro.

El mandatario acusó a la oposición de pedir, con sus gestiones en la OEA, una “intervención gringa” en Venezuela. “Han pasado más allá del limite y creen que el pueblo de Venezuela se va a intimidar”, subrayó. “Vamos a dar la batalla en la OEA y en las calles de América Latina y el Caribe”, advirtió Maduro, quien adelantó que el oficialismo emprenderá una jornada de recolección de firmas de rechazo a la decisión de Almagro.

Al referirse al gobierno de Estados Unidos y a Almagro, el presidente dijo sentirse honrado por los ataques del “imperio decadente y de sus títeres”.

Almagro argumentó su decisión señalando la crisis económica, social, política e institucional que sufre Venezuela. El país petrolero vive una severa escasez de alimentos y medicinas, con una inflación considerada como la más alta del mundo (180.9% en 2015 y proyectada por el FMI en 700% para 2016) y altos índices de inseguridad.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete