domingo 24 de septiembre de 2017
Latest News

Creada comisión de alto nivel que vigilará actuación de policía y ejército

El gobierno creó este lunes una comisión del más alto nivel que vigilará la actuación de los agentes de la policía y los efectivos del ejército, a fin de evitar los abusos en el marco de las medidas extraordinarias contra el crimen impulsadas desde el mes pasado.

La comisión fue creada por instrucciones del presidente Salvador Sánchez Cerén, y presenta en Casa Presidencial el lunes por la tarde, luego de denuncias de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y algunas investigaciones periodísticas, de presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por policías y soldados.

Además, la semana pasada la policía capturó a una veintena de personas, entre ellas cinco policías y el resto civiles, acusados de sicariato y pertenecer a grupos de exterminio, según denunció la Fiscalía General de la República.

La comisión está integrada por el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, el Comisionado Presidencial para la Seguridad, Hato Hasbún, el Procurador de Derechos Humanos, David Morales, y los ministros de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, y de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez.

“Buscamos proteger a la familia y demás ciudadanos, creemos que es importante fortalecer los mecanismos de control interno dentro de la PNC y de la Fuerza Armada”, dijo el vicepresidente Ortiz, durante la presentación de la comisión.

La comisión vigilará porque el personal de seguridad e investigaciones se apeguen a las estándares que garanticen el respeto de los derechos humanos y eviten los abusos de autoridad.

Dos casos concretos de presuntas ejecuciones extrajudiciales

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, creada por los Acuerdos de Paz, presentó recientemente un informe que reveló la ejecución extrajudicial de 13 personas, a manos de policías y soldados.

El informe de la institución contrasta con la versión oficial de las autoridades, que atribuyeron las muertes a dos enfrentamientos entre supuestos pandilleros con agentes de la policía y soldados del ejército.

Los hechos ocurrieron el 26 de marzo del año pasado en la finca San Blas de San José Villanueva, departamento de La Libertad, y el 16 de agosto también de 2015, en Panchimalco, San Salvador.

En el primero de los casos, la policía informó que ocho pandilleros fallecieron en un enfrentamiento armado. Una versión similar fue en el segundo de los hechos, donde murieron cinco personas.

Pero hace pocos días, en una rueda de prensa, el Procurador David Morales, reveló que en ninguno de los casos hubo enfrentamiento armado. Lo que hubo fue 13 ejecuciones extrajudiciales.

“En ambos casos hemos llegado a la conclusión, en esta procuraduría, de que se han producido ejecuciones extralegales. La prueba forense no coincide con la versión oficial”, explicó el Procurador Morales.

Algunas investigaciones periodísticas habían señalado meses atrás supuestas ejecuciones sumarias en varios hechos reportados por las autoridades como enfrentamiento. De acuerdo a dichas investigaciones, además de los dos casos dados a conocer por la PDDH, en otros hechos similares, la policía y el ejército habrían asesinado a grupos de pandilleros sin agotar otros recursos que establece la ley.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete