Latest News

Douglas Meléndez asegura que Fiscalía no cuentan con presupuesto para enfrentar derogatoria de Ley de Amnistía

El Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, dijo hoy que la institución no está preparada económicamente para procesar las eventuales demandas contra los autores materiales e intelectuales de crímenes de guerra y de lesa humanidad que pudieran presentarse, luego que la Sala Constitucional anulara la semana pasada la Ley de Amnistía.

Meléndez había dicho la semana pasada que la Fiscalía daría cumplimiento a la sentencia emitida por la Sala Constitucional, la cual habilitó a la justicia salvadoreña a juzgar los crímenes perpetrados por los bandos enfrentados durante la guerra civil que vivió El Salvador entre 1980 y 1992.

“Ahora viene una derogatoria de amnistía donde nos van a dar una avalancha de casos, si es que se da, no podemos enfrentarlos, necesitamos recursos”, aclaró el funcionario.
Meléndez dijo que el presupuesto actual de la Fiscalía es de $44 millones de dólares y que para poder investigar los casos que se denuncien luego de derogada la Ley de Amnistía, la institución necesitaría de $40 millones adicionales para aumentar su capacidad instalada.

“Tenemos asignados $44 millones como presupuesto, para el otro año pedimos que se duplique a $80 millones, pero el ministro Carlos Cáceres nos informa que nos mantienen el mismo presupuesto para el otro año”, explicó Meléndez.

El fiscal Meléndez dijo que “nosotros vamos a hacer lo que de conformidad a la Constitución le competa a la fiscalía”, pero aclaró que por los niveles de violencia que vive el país ya son numerosos los casos que debe investigar la Fiscalía y los recursos con que cuenta “son muy pocos”.

Algunos analistas y firmantes de los Acuerdos de Paz no creen que la sentencia contra la Ley de Amnistía vaya a desatar una avalancha de denuncias de casos sobre crímenes de guerra, pues considera que una buena parte de la sociedad ya ha perdonado a los victimarios.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete