Friday 26 / 05 / 2017
Latest News

El 26% de los jóvenes salvadoreños no estudia ni trabaja, según estudio de Fundaungo

En El Salvador al menos 26 de cada 100 jóvenes, entre 16 y 29 años de edad, no estudian ni trabajan, reveló este jueves un estudio de la Fundación Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO).

El estudio, realizado con base a cifras oficiales, indica que en 2012 había 415,000 jóvenes en la categoría de nini (que ni estudiaban ni trabajaban), de los cuales casi el 80 por ciento eran mujeres.

Esta situación ocurre pese a que los indicadores de escolaridad mejoraron en el país con los paquetes escolares de útiles, calzado y uniformes que el gobierno entrega a más de un millón de estudiantes desde el gobierno del expresidente Mauricio Funes. Se considera probable que esta situación en años anteriores haya sido más delicada.

Entre el 26 por ciento de la población joven nini se encuentra, según identificó el estudio de Fundaungo, los desocupados plenos y los desocupados ocultos. Los primeros son personas en condiciones de laborar, buscan un empleo pero no lo encuentran, mientras que los segundos no buscan emplearse.

El estudio denominado, “los jóvenes nini en El Salvador”, identifico que los ninis que no están disponibles para trabajar, tienen escolaridad mínima pero se dedican a labores domésticas. Una cuarta categoría la representan aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan porque no tienen ni siquiera la escolaridad mínima para conseguir empleo. Finalmente están los jóvenes que no están aptos para trabajar, no estudian y ni siquiera realizan actividades domésticas.

El ministerio de Educación reveló recientemente que más de 30 mil jóvenes abandonan las aulas cada año por la situación de inseguridad. En muchas escuelas lo jóvenes son acosados por pandillas para reclutarlos.

En zonas marginales del área metropolitana de San Salvador la situación es tal que muchos jóvenes no salen de sus casas durante días. Viven encerrados por miedo a las pandillas, revelan estudios académicos.

Según la Fundaungo, vivir en un hogar de ingresos bajos, e incluso medios, es una de las variables que más aumentarían el riesgo de que los jóvenes salvadoreños se conviertan en nini, Pertenecer a un hogar de ingreso bajo y medio fue la variable que se ubicó entre las que provoca el mayor riesgo relativo de ser nini, para los cinco subgrupos. Por ejemplo, los jóvenes que pertenecen a un hogar de bajo ingreso tienen 7.98 veces más riesgo de ser un nini desocupado pleno, y 6.74 veces más riesgo de ser nini desocupado oculto.

Fundaungo determinó que la razón principal por la que un joven no trabaja ni estudia es “los quehaceres domésticos”, según se registra en la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples (EHPM) de 2012. El 67.6 % de los nini no trabaja por esta razón y otro 3.9 % indica que por “obligaciones familiares y personales”. El 23.9 % no estudia por los quehaceres domésticos y el 16.4 % por “causas del hogar”.

Al analizar los cinco subgrupos se determina que las categorías que agrupan a los que no trabajan ni estudian porque realizan tareas domésticas están dominadas por las mujeres. El 99.9 % de los nini no disponibles para trabajar, que realizan quehaceres domésticos y con escolaridad mínima obligatoria son mujeres. Así como el 99.8 % de los nini no disponibles para trabajar, que realizan quehaceres domésticos y sin escolaridad mínima obligatoria.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete