Latest News

Estados Unidos deportó de enero a junio a más de 15,000 salvadoreños, 556 de ellos pandilleros

El gobierno de Estados Unidos deportó de enero a junio de este año a 15,009 salvadoreños, entre ellos a 556 pandilleros con antecedentes criminales, informó en San Salvador la Dirección General de Migración.

“Esta es una preocupación para todos los salvadoreños y especialmente para las autoridades de seguridad pública, porque esto pudiera venir a incrementar el clima de violencia que vivimos en el país”, dijo ayer el titular de migración en el país, Héctor Rodríguez.

Según la dirección de Migración y Extranjería, la cantidad de pandilleros deportados de Estados Unidos y México, principalmente, se han duplicado en comparación al año pasado.

Migración explicó que hasta el 30 de junio ingresaron al país 556 personas con perfiles pandilleriles, de los cuales 46 fueron detenidos por la Policía Nacional Civil por el alto grado de peligrosidad.
El año pasado, durante los 12 meses, El Salvador recibió 514 pandilleros y capturó a 71 de ellos al llegar a suelo salvadoreño.

Las autoridades revelaron que en los primeros 180 días del año, 15,009 personas han sido devueltas al país, luego de ser capturados por Migración en las fronteras de Estados Unidos y México, dentro del mismo país azteca o en las fronteras de este último y Guatemala.

Sólo de Estados Unidos han sido retornados 8,994 salvadoreños; de México, 5,997 y de otros países, 18 compatriotas señalan las cifras oficiales.

Rodríguez recordó que las medidas aprobadas por la Asamblea Legislativa, la semana pasada, obliga a los pandilleros deportados a trabajar y estudiar.

“Nosotros en conjunto con la Policía Nacional Civil, quienes van a ser los principales actores en este proceso, vamos a hacer la entrevista que siempre hacemos al llegar a El Salvador, los cruces de datos con las autoridades de México y Estados Unidos principalmente y una entrevista más profunda con la Policía Nacional Civil que va a permitir determinar el nivel de peligrosidad que pudieran presentar estas personas en el territorio”, aseguró Rodríguez.

La Asamblea Legislativa aprobó la semana pasada medidas para ejercer control sobre los pandilleros deportados. Para el caso, la Policía podrá auxiliarse del expediente migratorio que traerá la persona tras su deportación para definir si es miembro o colaborador de estructuras delincuenciales, o no.

Como parte de sus atribuciones de control y vigilancia, la PNC podrá ordenarle a los deportados “presentarse cada 30 días a la subdelegación policial más próxima” de donde residirá el deportado. También podrá decretarle “permanecer en un trabajo o empleo” y obligarlo a “prestar trabajo de utilidad pública a favor del Estado”

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete