Latest News

Estados Unidos podría poner fin al TPS; más de 190 mil salvadoreños se verían afectos

El gobierno de Estados Unidos estudia poner fin al TPS (Estatus de Protección Temporal, por sus siglas en inglés), que hasta ahora ha permitido a unos 200 mil salvadoreños vivir y trabajar en ese país legalmente.

El secretario de Seguridad Nacional de EUA, John Kelly, declaró esta semana que “Los inmigrantes que han vivido y trabajado legalmente en Estados Unidos debido a desastres que se registraron en sus países hace años quizá deberían empezar a pensar en volver a casa”.

El TPS es un programa que fue creado por el gobierno de Estados Unidos tras los terremotos de 2001 en El Salvador, con el fin de ayudar a este país a enfrentar la crisis y paliar la situación difícil en que quedaron miles de personas luego de los desastres.
Pero Kelly envió fuertes señales de que los privilegios migratorios como el TPS “no deberían ser indefinidos como han sido para decenas de miles de personas de Haití y varios países de Centroamérica”.

“El punto no es que el país (del que llegaron) se recuperará completamente de todos sus males”, dijo Kelly. “El punto es que, cualquiera que haya sido el evento que provocó que se concediera el TPS, ese evento ha concluido y ya pueden regresar”.

La medida podría afectar a 190,000 inmigrantes salvadoreños; 57,000 hondureños; y más de 5,000 nicaragüenses amparados con un TPS.

Los inmigrantes de esas tres naciones representan el 80 % de las 435,000 personas de 10 países que en la actualidad cumplen los requisitos para recibir el TPS. Su estatus migratorio ha sido renovado cada 18 meses, el año próximo toca renovarlo de nuevo.

Kelly dijo que aún no ha hablado con los gobernantes de países centroamericanos sobre poner fin al estatus temporal. Sin embargo, hizo énfasis en que la intención al dar esos privilegios es que fueran temporales, aunque no han sido administrados de esa manera.

“Las personas en mi puesto —al parecer sin pensarlo mucho— simplemente lo prorrogaron automáticamente”, afirmó Kelly. “No estaban actuando con el mismo enfoque ante la ley como yo lo estoy haciendo”.

Recientemente, Kelly prorrogó el estatus temporal de Haití, otorgado, después de un terremoto en ese país en enero de 2010, solo hasta enero de 2018.

Las autoridades dijeron que el secretario volverá a evaluar cómo está la situación en Haití antes de determinar si suspende o continúa extendiendo dichos beneficios, pero también indicaron que los haitianos deberían poner sus asuntos en orden y prepararse para volver a casa.

Kelly dijo que algunos legisladores de Florida le llamaron para decirle que los haitianos que viven en la península son “residentes decentes que cumplen con las leyes”, y que requieren una prórroga de seis meses para vender sus viviendas y negocios, así como consultar con abogados sobre posibles opciones para cambiar su estatus migratorio.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete