Latest News

Estados Unidos puso fin desde hoy al programa de refugio para niños centroamericanos

El Gobierno de Estados Unidos suspendió desde hoy las solicitudes de refugio de los niños de El Salvador y del resto de Centroamérica que huyen de la violencia hacia ese país.

El extinto programa permitió dar refugio a 1,500 menores centroamericanos, entre ellos a cientos de salvadoreños que llegaron a Estados Unidos sin acompañante pero que lograron demostrar que su vida estaba en peligro en El Salvador por las amenazas de las pandillas.

Las solicitudes dejaron de recibirse desde la medianoche del jueves, por tanto, desde este viernes las autoridades norteamericanas anunciaron que ya no recibirá más solicitudes de refugio para niños centroamericanos que huyen a ese país debido a la violencia.
La mayoría de solicitudes de refugio presentadas en Estados Unidos son de niños salvadoreños, hondureños y guatemaltecos.

Esta semana el gobierno de Trump suspendió el TPS para los nicaragüenses y a los hondureños se les renovó solo por seis meses, mientras encuentran una salida para la repatriación o estadía de casi 60,000 hondureños. El Salvador espera que en el mes de enero se anuncie la decisión sobre el TPS para unos 192 mil salvadoreños.

El pasado miércoles, el gobierno de Donald Trump anunció que en la medianoche de ayer jueves dejaría de aceptar solicitudes de refugio de los menores centroamericanos que huyen de la violencia en sus países.

“El Departamento de Estado no aceptará nuevas solicitudes al programa de refugio Menores Centroamericanos (CAM) después de las 23.59 del 9 de noviembre (04.59 GMT del 10 de noviembre)”, anunció en un comunicado este ministerio.

El ex presidente Barack Obama estableció este programa en diciembre de 2014 como una manera de lidiar con una incesante oleada de niños de El Salvador, Honduras y Guatemala que llegaban a la frontera sur solos, sin la compañía de adultos.

Aunque entonces el Gobierno intentó disuadir a los padres de los pequeños de enviarlos a un viaje tan peligroso, el programa puso de manifiesto que los menores continuaban llegando a la frontera.

Trump, por su lado, ha tratado de contener este alto flujo de jóvenes inmigrantes centroamericanos con un mayor control de la frontera sur y actuando contra los padres de estos menores que residen en EEUU por “tráfico de personas”.

El Gobierno de Trump está promoviendo una drástica reducción de los programas migratorios de EEUU y, además del CAM, ya ha eliminado el Estatus de Protección Temporal (TPS) para Nicaragua, ha anunciado la supresión de la lotería de visados de diversidad y ha mermado a la mitad los cupos para refugiados.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete