martes 25 de julio de 2017
Latest News

Fiscalía ordena captura de siete agentes la fuerza élite de PNC por presunta ejecución sumaria

La Fiscalía General de la República ordenó la captura de siete agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP), unidad élite de la policía, acusados de ejecuciones sumarias en marzo del año pasado.

Se trata del sonado caso de la muerte de ocho personas, siete hombres y una mujer, en la finca San Blas, cantón Matazano, de la jurisdicción de San José Villanueva, departamento de la Libertad.

En su momento, se informó que las ocho personas murieron en enfrentamiento con los agentes del GRP. Luego, tras denuncias de familiares, investigaciones de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y de algunos medios como el periódico digital El Faro, trascendió que siete pandilleros fueron ejecutados luego de haber si capturados con vida.

Entre los muertos se encontraba un joven, quien trabajaba como administrador en la finca y su madre rogó a los agentes que no le dispararan porque él no era pandillero, pero los policías no escucharon su clamor. Luego se demostró que, efectivamente, el joven no era pandillero sino un reconocido y apreciado trabajador de la finca.

“Esa era una zona en donde pandilleros habían llegado a posicionarse del lugar. Ese día murió un joven que no pertenecía a pandillas, por lo que no es justo que estén asesinando a gente que no tiene nada que ver”, dijo el Fiscal General Douglas Meléndez, en conferencia de prensa. Los siete agentes de la PNC son acusados de homicidio agravado.

Preguntado sobre la detención de los siete agentes del GRP de la PNC, el director de la Policía, Howard Cotto, rechazó la versión de la Fiscalía General. “Aunque respetamos la posición del Fiscal, estamos convencidos de que nuestros compañeros actuaron bajo la ley”, afirmó el jefe policial.

El pasado 26 de abril, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, creada por los Acuerdos de Paz, presentó un informe que confirmó la ejecución extrajudicial de 13 personas, a manos de policías y soldados.

El informe de la institución contrasta con la versión oficial de las autoridades, que atribuyeron las muertes a dos enfrentamientos entre supuestos pandilleros con agentes de la policía y soldados del ejército.

Los hechos ocurrieron el 26 de marzo del año pasado en la finca San Blas de San José Villanueva, departamento de La Libertad, y el 16 de agosto también de 2015, en Panchimalco, San Salvador.

En el primero de los casos, la policía informó que ocho pandilleros fallecieron en un enfrentamiento armado. Una versión similar fue en el segundo de los hechos, donde murieron cinco personas.

Pero el Procurador David Morales, informó en conferencia de prensa que en ninguno de los casos hubo enfrentamiento armado. Lo que hubo fue 13 ejecuciones extrajudiciales.

“En ambos casos hemos llegado a la conclusión, en esta procuraduría, de que se han producido ejecuciones extralegales. La prueba forense no coincide con la versión oficial”, explicó el Procurador Morales.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete