viernes 18 de agosto de 2017
Latest News

Gobierno de EE.UU. anuncia ofensiva para erradicar a mara MS-13 en ese país

El gobierno estadounidense prometió hoy erradicar y deportar a integrantes de la Mara Salvatrucha MS-13, responsables de violentos crímenes en Estados Unidos, a la que comparó con los cárteles colombianos de la droga.

Secretario de Justicia, Jeff Sessions, anunció “tolerancia cero” frente a pandillas. Sessions, dio ayer un ultimátum a la pandilla MS-13 y prometió erradicarla “atacando a la inmigración ilegal”, en un discurso de 20 minutos a la policía local en Long Island, en una zona asediada por dicha pandilla.

Sessions dijo que la pandilla radicada en El Salvador representa una amenaza similar a los carteles Colombianos. El Fiscal aseguró además que la agrupación criminal recluta a jóvenes inmigrantes al borde de la frontera estadounidense.

Su mensaje, aseguró, está en línea con los deseos del Presidente Trump, que dijo estaba “particularmente atento” a la violencia que rodea el condado de Suffolk, donde se encontraron los cuerpos de cuatro jóvenes brutalmente asesinados el pasado 13 de abril.

Según reportes de The New York Times las autoridades  indican que los asesinatos tenían las marcas de la pandilla MS-13, que aumentaría a 15 el conteo de homicidios cometidos por la agrupación criminal en Suffolk desde inicios del 2016, el período más violento desde que la pandilla tomó control en Long Island desde finales de 1990.

“El lema de MS-13 es matar, violar y controlar”, dijo Sessions a los tribunales de la ciudad. “Nuestro lema es la justicia para las víctimas y las consecuencias para los criminales. Es así de simple. Enjuiciarlos, y después que han sido condenados, si no están aquí legalmente, serán deportados”.

Sessions, sin embargo, no ofreció garantías para proteger a la creciente comunidad inmigrante en caso que reporten crímenes a la policía, lo que podría representar una amenaza a su estatus migratorio.

Esta ha sido una preocupación para los oficiales locales, quienes temen que la promesa de Trump de atacar la inmigración ilegal, destruirá la confianza de la comunidad y entorpecerá las investigaciones.

En presentaciones a lo largo del condado, el comisionado de Suffolk, Timothy Sini, dijo que si las víctimas o testigos de crímenes  se acercaban, la policía no preguntaría sobre su estatus migratorio.

Sessions  afirmó que el primer paso para combatir a la MS-13, es asegurar la frontera y restaurar “un sistema legal de inmigración”.

Aseguró que la administración Trump está aumentando su número de jueces en la frontera para optimizardeportaciones, y criticó la “práctica ilegal” de las ciudades santuario de no cooperar con las autoridades de migración.

El fiscal estadounidense Jeff Sessions se reunió ayer oficiales del condado de Suffolk y con parte de la fuerzas de sguridad de este condado para discutir los mecanismos para combatir a la pandillas que asedian a la comunidad del este de Nueva York.

Antes de su llegad cerca de 200 personas se reunieron temprano por la mañana fuera de los tribunales, esperando la llegada de Sessions. “Estoy preocupado que su respuesta sea anti-inmigrante, que traería discriminación racial a latinos y afroamericanos”, dijo el reverendo Calvin O. Butts, presidente de la Universidad Estatal de Nueva York en Old Westbury.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete