Latest News

Gobierno salvadoreño rechazó hoy nuevamente dialogar con pandillas

El gobierno de El Salvador rechazó nuevamente hoy dialogar con los grupos de pandillas que operan en el país, responsables según las autoridades de casi el 80 por ciento de la criminalidad que registra este país centroamericano.

En una entrevista a la televisión local este miércoles, el vicepresidente Óscar Ortiz, reiteró la posición del gobierno, expresada en varias ocasiones en los últimos días: el Estado no dialogará con las pandillas.

“¿Cómo es que vas a dialogar con alguien que está ordenando 22 crímenes diarios?», respondió Ortiz sobre el llamado que varios líderes de la Mara Salvatrucha, una de las principales pandillas del país, hicieron en una entrevista al periódico digital El Faro, en la que aseguraron estar dispuestos a su desarticulación a cambio del cese de la represión policial.

Ortiz dijo que «muchos han empezado a querer confundir derechos humanos y diálogo con criminales. Eso es una cosa que en estos momentos no cabe, los derechos humanos. ¿Con criminales cómo vas a dialogar?

La semana  pasada, el diputado del Partido Demócrata Cristiano dijo que a medios de prensa que no habría que descartar el diálogo con pandillas para poner fin a la violencia que generan estos grupos.

Al igual que Ortiz, el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, y el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, han expresado públicamente su rechazo a un posible diálogo con las pandillas, a quienes han exigido el cese de la violencia y las extorsiones.

La Policía Nacional Civil (PNC) informó que durante el mes de enero se registraron un total de 256 muertes violentas, 484 homicidios menos que durante el mismo período del año pasado.

La reducción equivale a un promedio de 8.3 homicidios diarios. En los mismos 31 días de enero de 2016 el promedio fue de 23.8 muertes violentas cada día. Con base a esos datos, la reducción de este enero equivale a 65.4% con relación al mismo período de 2016.

El informe detalla además que durante el mes de enero se incautó 370 armas de fuego y se capturó a 2,763 personas por diferentes delitos.

Las autoridades atribuyen la reducción de los homicidios a la efectividad de las medidas extraordinarias de seguridad, implementadas desde el marzo del año pasado.

Las pandillas han exigido la suspensión de esas medidas, que incluye el incremento de la represión policial apoyada por el ejército y el aislamiento completo de cientos de sus cabecillas en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca.

Se espera que esta semana la Asamblea Legislativa apruebe por un año la prórroga de las medidas extraordinarias de seguridad.  

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete