lunes 24 de julio de 2017
Latest News

Hillary Clinton es proclamada oficialmente candidata presidencial por el Partido Demócrata

Hillary Clinton finalmente logró coronarse como candidata presidencial del Partido Demócrata –después de fallar en su ambición en 2008– en un proceso de nominación en el cual por orden alfabético cada estado anunciaba a la convención el número de delegados ganados por cada precandidato en la reñida elección interna del partido en el segundo día de la Convención Nacional Demócrata.

Poco después de que logró superar los 2 mil 383 delegados requeridos (mayoría del total de 4 mil 764), pero antes de terminar el proceso, Sanders tomó el micrófono en medio de un coro que gritaba: Bernie, Bernie, que sacudió la sala, y propuso que se suspendiera el proceso y se proclamara a Clinton candidata por aclamación (o sea, en los hechos, cederle todos sus delegados). Con ello estalló el festejo en esta convención.

Este acto de gracia, esperaba la dirigencia del partido, generaría mayor unidad y ayudaría a superar la imagen de división con que empezó esta convención el lunes. Clinton ofrecerá su discurso de aceptación de la nominación el jueves.

Pero no todos estaban dispuestos a ceder en nombre de la unidad. Decenas de delegados de Sanders abandonaron la arena, salieron y se dirigieron a las grandes carpas de prensa frente a la arena, donde realizaron una protesta pacífica rodeados de periodistas.

“No podíamos aguantar eso”, comenta un delegado. Una abogada indígena, delegada de Sanders, afirmó: “nos sentimos traicionados, no por Bernie, sino por un sistema amañado que está llevando a una multimillonaria a la candidatura. Ella y sus aliados hablan del sueño americano, pero nosotros como nativos no estamos incluidos en eso, y esta es, y siempre ha sido, nuestra tierra. Hemos estado luchando contra el terrorismo desde 1491”.
Otro delegado explica: “tengo conciencia, tengo que dormir. Por eso muchos de nosotros nos salimos. No podemos apoyar a Clinton ni a una cúpula del partido que nos estafó”.

Varios rechazaron la acusación de que si no votan por Clinton cederán la elección a Trump: no, si él gana, será culpa del Comité Nacional Demócrata y de Clinton, afirmó el delegado Robert Shearer al diario La Jornada. Otros decían que esto es el inicio de algo nuevo, fuera de los dos partidos, ya que se mostró que aquí hubo un fraude y maniobras para frenar la insurgencia de Sanders, y que el comité nacional demócrata decidió silenciar y suprimir esta expresión democrática. Por lo tanto, muchos se pusieron cinta sobre la boca.

La policía cerró entradas y salidas de la carpa de prensa, mientras más delegados ocuparon la calle entre la zona de medios y la arena. Así, los delegados disidentes de repente se volvieron manifestantes y fueron rodeados por policías en su propia convención.

No obstante, la mayoría de delegados de Sanders mantuvieron la disciplina y siguiendo la línea de su líder apoyaron a Clinton. Jesús García, dirigente de la comunidad mexicana en Chicago, quien trabajó en la campaña de Sanders, explicó a La Jornada que, por ahora, no hay alternativa más que seguir la estrategia de elegir a Clinton para poder derrotar a Donald Trump en esta coyuntura.

Sanders ya había indicado que su movimiento seguirá después de esa elección.
Anoche, después de que dio su apoyo a Clinton como parte esencial para derrotar a Trump, Sanders anunció por comunicación digital con sus millones de seguidores que establece una nueva entidad, Nuestra Revolución (Our Revolution), para continuar con lo que llama la revolución política.

En tanto, dentro de la convención, esta era la noche de otro Clinton: Bill, marido de Hillary y posible primer primer caballero en la historia de este país. Con su talento, aunque un poco añejo, y con voz más ronca, ofreció un discurso que logró elogiar a su esposa en términos personales y políticos, y presentarla como la candidata del cambio.

No fue fácil, ya que en un año electoral marcado por una masiva exigencia de un cambio en el universo político estadunidense, Clinton es percibida justo como más de lo mismo y, por si fuera poco, como parte de una dinastía, y el rey del partido presentó a su reina como la promotora del cambio; ese fue el epicentro de su mensaje.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete