Latest News

Joaquín “El Chapo Guzmán” fue extraditado a Estados Unidos para enfrentar seis procesos penales

Con el uniforme color caqui que usaba en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 10, que se localiza en Ciudad Juárez, Chihuahua, Joaquín El Chapo Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, fue extraditado a Estados Unidos, donde enfrentará seis procesos penales por delitos contra la salud, lavado de dinero y un cargo de homicidio, en cortes de Texas y California.

La entrega de quien fue considerado por el gobierno de Estados Unidos el criminal más buscado se realizó ayer tras concluir los juicios de amparo con los que el capo solicitó la protección de la justicia mexicana para no ser extraditado.

El quinto tribunal colegiado en materia penal, con sede en la Ciudad de México, resolvió por unanimidad de votos que en los dos juicios de amparo que promovió la defensa del capo su extradición era procedente.

De esa manera, el órgano del Poder Judicial de la Federación negó de manera definitiva “la protección constitucional al quejoso contra las resoluciones del 20 de mayo de 2016, emitidas por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), por las que el gobierno mexicano concedió al de Estados Unidos la extradición del líder narco, para ser procesado en las cortes federal para el distrito oeste de Texas y federal para el distrito sur de California por el cargo de asociación delictuosa para importar y poseer con la intención de distribuir cocaína, así como homicidio y otros cargos.

Lo anterior, al considerar que, como estimó el juez de distrito que conoció de los juicios de amparo, las resoluciones de la SRE se emitieron conforme a las disposiciones del Tratado de Extradición Internacional celebrado entre México y Estados Unidos.

Casi una hora antes de que el Consejo de la Judicatura Federal diera a conocer la resolución judicial, en el Cefereso número 10 se reportó movimiento inusual; integrantes de la Procuraduría General de la República (PGR), Policía Federal y del Ejército Mexicano realizaron un gran cerco de seguridad en torno a esa prisión.

El Chapo fue sacado de su celda alrededor de las 15 horas, tiempo de la Ciudad de México. Dos integrantes de las fuerzas especiales del Ejército Mexicano lo esposaron, lo tomaron de los brazos y lo condujeron a un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana que aterrizó en los patios del penal, indicaron funcionarios federales.

Guzmán Loera fue custodiado por 14 personas, entre militares, Policía Federal y elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, así como agentes de Interpol México, quienes vigilaron que subiera a la aeronave que lo transportaría al aeropuerto internacional de Ciudad Juárez.

En tanto, el cerco policial y militar alrededor del Cefereso se extendió a dos kilómetros de distancia, para evitar cualquier intento de rescate.

El líder del cártel de Sinaloa iba sentado en medio de dos integrantes del Ejército. Luego fue subido a una aeronave de la PGR que lo trasladó a Estados Unidos para su entrega.

Cuando Guzmán Loera ya estaba en vuelo, al filo de las 17 horas, tiempo de la Ciudad de México, la cancillería emitió un comunicado en el que informó la entrega de Guzmán Loera, con base en la resolución del quinto tribunal colegiado:

“Será procesado por diversos delitos, al considerar que dichos acuerdos cumplieron con las normas constitucionales, los requisitos establecidos en el tratado bilateral y demás disposiciones legales vigentes para su emisión, y que no fueron ni han sido vulnerados sus derechos humanos en los procedimientos instaurados.

En consecuencia, para dar cumplimiento a los acuerdos de extradición, esta dependencia del gobierno federal puso a disposición de la PGR a Joaquín Guzmán Loera, y por medio de la misma, el gobierno de la República entregó al señor Guzmán Loera a las autoridades de Estados Unidos.

Casi 20 minutos después, el tribunal colegiado difundió su sentencia.

Alrededor de las 17:45 horas de la Ciudad de México, el Departamento de Justicia de Estados Unidos agradeció la extensa cooperación y asistencia para asegurar la extradición de Guzmán Loera; señaló que próximamente dará detalles sobre la hora y el lugar en que el capo comparecerá ante los jueces de ese país.

Seis meses a salto de mata

Joaquín El Chapo Guzmán Loera se inició en el cártel de Guadalajara en los años 80 del siglo XX, tras la detención de sus líderes, Miguel Ángel Félix Gallardo, Ernesto Fonseca Carrillo y Rafael Caro Quintero. Fundó su organización criminal y se convirtió en el rival de cártel de Juárez, que dirigía Amado Carrillo, y del grupo de los hermanos Arellano Félix.

Fue detenido en 1993, al ser acusado de participar en el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, y permaneció presó hasta enero de 2001, cuando se fugó del Cefereso número 2, considerado una prisión de máxima seguridad.

En febrero de 2014 fue reaprehendido y se le encarceló en el Cefereso número 1, Altiplano, una prisión que se consideraba a prueba de evasiones, y en julio de 2015 escapó con la complicidad de decenas de funcionarios federales.

Supuestamente nadie detectó su fuga y el capo huyó por un túnel de mil 500 metros, entre la zona de regadera dentro de la celda hasta una casa en construcción que se localiza en el poblado contiguo al Cefereso.

Fue reaprehendido en enero de 2016, luego de andar casi seis meses a salto de mata, escondiéndose en ranchos y municipios de los estados de Sinaloa y Durango, en la llamada zona del Triángulo Dorado.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete