Latest News

Liberan a Sara Beltrán Hernández, inmigrante salvadoreña con un tumor cerebral

Sara Beltrán Hernández, una madre inmigrante salvadoreña que descubrió que tenía un tumor en el cerebro mientras estaba recluida en un centro de detención de inmigrantes en Texas, fue liberada anoche luego de que su familia pagara 15,000 dólares de fianza, informó la cadena Univisión en su noticiario estelar.

La inmigrante indocumentada descubrió que tenía un tumor cuando se desmayó en febrero mientras estaba recluida en un centro de ICE, en Texas.

Beltrán Hernández fue esposada de pies y manos y retirada ayer del hospital, para ser trasladada de nuevo al Centro de Detención Prairieland cerca de Dallas, como si se tratara de una criminal procesada por un delito muy grave.

La salvadoreña de 26 años llevaba 15 meses detenida en el centro Prairieland en la ciudad de Alvarado, al sur de Fort Worth, y recibirá tratamiento médico mientras se procesa su caso de asilo.

“Sara y su familia están muy contentos de que finalmente podrá estar con sus seres queridos y recibir atención médica tras estar injustamente detenida por 400 días”, dijo en un comunicado Eric Ferrero, un miembro del grupo Amnistía Internacional que había abogado por la liberación de Beltrán Hernández.

“Sara nunca debió haber estado detenida por tanto tiempo, en especial con un asunto médico. Es inmoral tratar a las personas que huyen de la violencia y del peligro como criminales”.

La abogada de Beltrán Hernández, Fátima Marouf, explicó a The Associated Press que la inmigrante tiene planes de recibir tratamiento en Nueva York. Un especialista le confirmó este lunes que tiene un tumor grande en la glándula pituitaria, dijo la abogada, aunque no es canceroso y no tiene que ser extirpado de inmediato.

Beltrán Hernández fue detenida por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) luego de que llegara ilegalmente a Estados Unidos en noviembre de 2015. La salvadoreña pidió asilo al llegar al sur del país, alegando que sería víctima de violencia doméstica si era enviada de vuelta a El Salvador y que su familia ha sido amenazada directamente por las maras que acechan a los países del llamado Triángulo del Norte: Guatemala, Honduras y El Salvador.

Mientras estaba detenida la inmigrante se desmayó el 10 de febrero mientras conversaba con alguien en el centro de detención. Fue evaluada médicamente el 11 de febrero y transferida al Texas Health Huguley Hospital en Forth Worth, donde se le diagnosticó que tenía un tumor en el cerebro.

Tras dos semanas en el hospital, Beltrán Hernández fue enviada de vuelta al centro de detención. “El miércoles (22 de febrero), luego de que su médico determinó que estaba estable, fue dada de alta del hospital y regresada a la custodia de ICE”, señaló un portavoz de ICE en una declaración.

Beltrán Hernández tiene dos hijos en El Salvador, a los que se les permitiría reunirse con su madre si es que le dan asilo.

 

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete