Latest News

Más de 340,000 inmigrantes con décadas en Estados Unidos esperan ansiosos una decisión sobre el TPS

En los próximos tres meses, el gobierno de Trump podría dar fin al estatus que ha protegido a salvadoreños, hondureños, nicaragüenses y haitianos. Estas son algunas de las personas que podrían verse afectadas, según una publicación de hoy del periódico La Opinión, de Los Ángeles.

Primero vino la cancelación de DACA, un programa que protege a más de 800,000 jóvenes “dreamers” cuya historia es popular y conocida alrededor del país.

La realidad que muchos activistas conceden es esta: si Donald Trump no se tentó el corazón para terminar con DACA, ¿qué hará con cerca de 300,000 adultos salvadoreños, hondureños, nicaragüenses y haitianos que la mayoría de los estadounidenses no conoce?
En los próximos dos meses, llega la hora de la decisión para estas comunidades, que viven con estatus migratorio temporal desde hace años.

El TPS es un programa temporal que protege de la deportación y da permisos de trabajo a personas de países designados. Generalmente, se trata de lugares que han sufrido un desastres natural o una guerra o conflicto civil.
El siguiente cuadro muestra qué países tienen TPS y cuantas personas de cada país están protegidas por el programa.

El programa se dio por primera vez en 1990, y actualmente, ocho países tienen un TPS activo, pero luego que el gobierno de Donald Trump canceló DACA para los jóvenes Dreamers, y anunciara una extensión de sólo 6 meses para Haití en mayo, el temor es que hagan lo mismo con el resto.

El 6 de Noviembre llega la fecha límite para decisión que afectará a 59,550 hondureños y nicaragüenses, el 23 de noviembre para 50,000 haitianos y el 8 de enero para casi 200,000 salvadoreños.

¿Quiénes son los “tepesianos”?
Cerca de uno de cada cuatro de los 206,000 beneficiarios de TPS de estos tres países llegó a este país cuando tenía menos de 16 años y más de la mitad de los salvadoreños y hondureños llevan más de 20 años en este país.

Al menos la mitad de los salvadoreños, haitianos y hondureños con Estatus Temporal de Protección (TPS) que viven en los Estados Unidos son dueños de vivienda y casi 100,000 hipotecas quedarían en el aire si el gobierno de Donald Trump decide no renovarles su situación legal.
Su participación en el mercado laboral es más elevada que la del estadounidense promedio y también que la del extranjero promedio.

Entre el 81 al 88% están trabajando y están inmersos en varias de las industrias más importantes del país, agregó el reporte publicado este jueves. Unos 27,000 son dueños de negocios y creadores de empleos.

Se calcula que al menos 50,000 trabaja en la construcción, 32,000 en la industria de alimentos, 16,000 en jardinería, 10,000 en cuidado infantil y 9,000 en tiendas de alimentos.

Los salvadoreños, hondureños y haitianos también se han convertido en los padres de 273,200 hijos nacidos en los Estados Unidos.

Los estados del país con poblaciones más grandes de TPS son California: 55,000, Texas, 45,000, Florida, 45,000, Nueva York, 26,000, Virginia, 24,000 y Maryland, 23,000.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete