Latest News

Migración acelera la detención de indocumentados; se han incrementado en 31% en el gobierno de Trump

Con la llegada al gobierno de Donald Trump las detenciones para deportación de indocumentados de Estados Unidos se ha incrementado en un 31%, confirmó hoy un estudio citado por el diario La Opinión, de Los Ángeles, California.

Ya no es secreto que desde la llegada de Donald Trump al poder el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ha puesto en marcha el más grande operativo en la persecución y detención de indocumentados de la historia de EEUU, indica el nuevo estudio.

El informe publicado hoy por el centro de análisis Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Siracusa (Nueva York), refleja que en marzo de este año ICE envió a agencias policiales locales 13,971 pedidos de detención de individuos encarcelados sospechosos de ser indocumentados, cifra que equivale al 31.7 % por encima del nivel de enero.

No obstante, en un periodo de tiempo más largo, “el número de detenciones emitidas en marzo de 2017 es todavía ligeramente menor que en marzo de 2014. También es solo la mitad del nivel de hace seis años (marzo de 2011)”, cuando este tipo de órdenes de ICE alcanzó su punto máximo, revela TRAC.

Estas solicitudes, enviadas por ICE a agencias de Policía locales con el fin de retener por un máximo de 48 horas más a un sospechoso de ser indocumentado, se han emitido a un total de 2.207 cuerpos policiales desde que Trump asumió la Presidencia, de acuerdo con los datos de la agencia federal a los que ha tenido acceso TRAC.

La tabla de cárceles en las que han terminado estos pedidos la encabeza la del condado Harris, en Texas y donde se asienta la ciudad de Houston, con 738 solicitudes entre los meses de febrero y marzo, seguido de la cárcel del condado de Los Ángeles, con 696 en esos mismos meses.

La tercera en la lista es la prisión del condado Maricopa, en Arizona, que en febrero y marzo sumó 501. En total, la mayoría de cuerpos policiales que mas pedidos han recibido de ICE se ubicaron en los estados de Texas, California y Arizona.

“TRAC encontró a la agencia (federal) sorprendentemente reticente de revelar qué solicitudes de detención resultaron llevando a individuos bajo custodia de ICE, o en deportaciones reales”, manifestó el centro de análisis.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete