Latest News

Montano traslada responsabilidad de masacre de los padres jesuitas al expresidente Cristiani

El coronel Inocente Orlando Montano, extraditado la semana pasada a España, trasladó al expresidente Alfredo Cristiani, la responsabilidad de la masacre de los sacerdotes jesuitas de la UCA, al afirmar que él era el Comandante de la Fuerza Armada y que los militares sólo obedecían sus órdenes.

Montano fue llevado este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional en España, donde declaró esta mañana como uno de los acusados de ser autor intelectual de la matanza de los sacerdotes de la UCA, su empleada y la hija de ésta.

El expresidente Alfredo Cristiani, estuvo presente en la reunión del alto mando del ejército salvadoreño la noche del 15 de noviembre de 1989, pocas horas antes del asesinato de los sacerdotes jesuitas en la Universidad Centroamericana (UCA).

“Cristiani, comandante en jefe de la Fuerza Armada, estuvo en la reunión con el Alto Mando el 15 de noviembre de 1989 a las 11:00 pm”, publicó el periodista Fernando de Dios en la Revista Factum.

El coronel Montano, quien era entonces viceministro de Seguridad, fue extraditado la semana pasada de Estados Unidos hacia Madrid, donde era reclamado por la Audiencia Española, por su supuesta participación en la autoría intelectual de la muerte los padres jesuitas.

Los sacerdotes jesuitas y dos empleadas de la UCA fueron asesinados la madrugada del 16 de noviembre de 1989, en el interior de la universidad, por un comando del ejército.

“Montano dijo no haber tenido nada que ver en la decisión de asesinar a los sacerdotes jesuitas. Apeló a la cadena de mando y dijo al juez que Cristiani era el jefe supremo de la Fuerza Armada”, publicó esta mañana la revista digital, que ha dado cobertura a la audiencia judicial.

La información fue proporcionada a la prensa por el abogado que representa a las víctimas en el proceso que se ventila en España.

Los sacerdotes asesinados son Ignacio Ellacuría, rector entonces de la UCA, Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, todos españoles, así como el salvadoreño Joaquín López y López. También fue asesinada Elba Ramos y su hija, Celina, de16 años de edad.

Otro oficial del ejército, que participó en la masacre, habría responsabilizado al expresidente Cristiani de dar la orden del asesinato de los padres jesuitas a la cúpula militar de entonces. Entre los que planearon el crimen se encontraba el ya fallecido general René Emilio Ponce, Juan Orlando Zepeda, Montano y el ministro de Defensa Humberto Larios.

Pero quien habría autorizado el plan para llevar a cabo la masacre de la UCA fue finalmente el expresidente Cristiani, asegura el testigo, protegido por la justicia española.

Sin embargo, España ha solicitado la extradición de más de una decena de militares por el mismo caso, pero no incluyó en la lista de los reclamados al exmandatario salvadoreño.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete

  • Mario Guevara Callejas

    Y el analista Marvin Umaña creia que este señor no iba a increpar a nadie por su disciplins.Lastima porque se equivoco, pues canto.