Latest News

Murió el Hermano Toby; algunas claves para comprender su controversial figura

Nacido en Chalatenango, el 30 de septiembre de 1939, el pastor evangélico Edgar López Bertrand, quien falleció casi al mediodía de este miércoles en un centro médico de San Salvador, fue un carismático comunicador y fundador de una de las dos iglesias protestantes más grandes de El Salvador.

El popular Hermano Toby, como se le conocía, estudió su primaria y secundaria en el Liceo Salvadoreño. Luego realizó su primera carrera en la Escuela Nacional de Agronomía (ENA), donde se graduó de agrónomo. Luego viajó a Estados Unidos, donde obtuvo el título de Ingeniero Mecánico.

Luego de unos años de trabajo como ejecutivo de multinacionales, se convirtió en un próspero empresario. “Recibe a Jesucristo durante una campaña evangelística en Huichtla, México el 11 de septiembre de 1970”, según su biografía oficial.

“Escuchando el llamado del Señor, deja sus empresas e ingresa a Temple University en Chatanuga, Tennessee, ordenándose como pastor el 17 de julio de 1975. Posteriormente obtiene dos doctorados, en Teología y Psicología”, añade su biografía autorizada.

Por más de 30 años ha predicado el Evangelio por los 5 continentes. Es el predicador preferido por muchas iglesias y denominaciones. Sus sermones se escuchan por la radio en todo El salvador, Guatemala y Honduras, aseguran sus fieles.

  “Dios le ha utilizado grandemente, edificando una obra ministerial gigantesca. Su iglesia cuenta con más de 65,000 miembros, los cuales, con su fidelidad como diezmadores, han hecho posible la apertura de más de 200 iglesias y 200 campos misioneros”, relata la información oficial del Tabernáculo Bautista.

Tras 45 años de predicar este miércoles falleció a las 11:10 de la mañana, víctima de una grave enfermedad que le aquejaba desde hace algún tiempo, según lo confirmó su hijo, el también pastor conocido como Toby Jr.

El Hermano Toby era un amante empedernido de las motocicletas. Se jactaba con sus amigos de tener varias motocicletas y de las mejores marcas. La marca que más le encantaba era la BMW, de fabricación alemana, con las que realizaba recorridos por varias carreteras del país, acompañado siempre de un grupo de motociclistas.

A sus 77 años, el año pasado trascendió que el Hermano Toby había iniciado una relación sentimental con una nueva pareja, una joven despampanante muchos años menor que él. No se inmutaban cuando le preguntaban por algunos considerados excesos, como los carros, las motocicletas y otros gustos mundanos. “Todo me lo da el señor”, respondía.

Construyó, además de uno de los templos evangélicos más grandes del país, un grupo mediático que incluye una estación de radio y un canal de televisión, además de otros medios, desde donde edificó paralelamente su poder político que nadie discute.

En los últimos años fue muy común escuchar decir que para ser presidente de El Salvador había que tener la venia del Hermano Toby, pues de lo contrario una prédica suya podía impactar negativamente la campaña de cualquier aspirante a presidente.

Hace unos años fue detenido en Estados Unidos y encarcelado por el supuesto delito de tráfico ilegal de personas, cuando intentó ingresar a una niña en forma irregular. Una declaración contradictoria ante una corte norteamericana le mantuvo varios meses en prisión, en la que además de esposas anduvo con grilletes en los tobillos.

A su regreso, Toby fue recibido por miles de los miembros de su iglesia, quienes realizaron campañas de oración para pedir por su libertad.

Años más tarde la Asamblea Legislativa lo declaró Hijo Meritísimo en una sesión solemne en el Salón Azul del congreso.

Tras su muerte este miércoles, su hijo Toby Jr. convocó para la velación de los restos del Hermano Toby, a partir de las 6:00 de la tarde, en el templo general del Tabernáculo, a donde se espera que acudan muchos personajes influyentes de la economía y la política de este país.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete