martes 24 de octubre de 2017
Latest News

Obama pone fin a ‘pies secos, pies mojados’ para migrantes cubanos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confirmó el fin de la política migratoria pies secos, pies mojados, que durante dos décadas permitió a miles de cubanos obtener la ciudadanía estadunidense de manera automática si lograban pisar tierra firme.

De manera inmediata, los cubanos que intenten entrar a Estados Unidos ilegalmente y no califiquen para alivio migratorio serán devueltos a la isla, consistente con las leyes y prioridades de cumplimiento de la ley, explicó Obama.

Con esa decisión –revelada por la prensa estadunidense horas antes y que se da una semana antes de la transferencia del poder a Donald Trump–, Estados Unidos tratará a los inmigrantes cubanos de la misma forma que a los de otros países.

PUBLICIDAD

El mandatario estadunidense detalló que el cambio forma parte del proceso de normalización de relaciones con Cuba y busca dar mayor consistencia a la política migratoria de Estados Unidos.

Obama señaló que el gobierno de Cuba aceptó a cambio acoger a los cubanos que sean rechazados por las autoridades migratorias de Estados Unidos, como lo había estado haciendo con los interceptados en ultramar.

Desde diciembre de 2015, como parte del proceso de acercamiento entre Washington y La Habana, los dos países acordaron sostener reuniones a nivel de expertos para examinar medidas que pudieran adoptar contra las redes de contrabando de migrantes cubanos.

El acuerdo, alcanzado en las reuniones migratorias periódicas entre ambos países, se dio luego de que la administración Obama externó su preocupación por la seguridad de miles de migrantes cubanos que transitan a través de Centroamérica.

La Ley de Ajuste Cubano de Estados Unidos (1966), típica de la guerra fría, otorga residencia a los originarios de la isla que pisen ese país, sin importar si tienen papeles. Por los acuerdos con La Habana de 1994-95, Washington repatria a balseros interceptados en alta mar. Al combinarse ambos instrumentos surgió la política de pies secos, pies mojados: el que llegaba se quedaba; el que era detenido en el mar volvía a Cuba.

Cuba consideró en su momento que la política migratoria de Estados Unidos hacia la isla favorecía la inmigración desordenada e insegura, de acuerdo con la embajada cubana en Washington.

En el encuentro de diciembre, la delegación cubana denunció la política de pies secos, pies mojados y sostuvo que ha impulsado el contrabando de personas y la entrada irregular de cubanos a Estados Unidos desde terceros países.

Obama anunció, por otra parte, que el Departamento de Seguridad Nacional pondrá fin al Programa de Profesionales Cubanos de la Medicina, que incentiva la deserción de médicos formados académica y profesionalmente en la isla, conocido como Parole.

Recordó que Estados Unidos y Cuba trabajan juntos para combatir enfermedades que ponen en peligro la vida de sus poblaciones.

Al otorgar trato preferencial al personal médico cubano, el programa contradice esos esfuerzos y arriesga perjudicar al pueblo cubano, indicó el mandatario.

En la nueva política, médicos cubanos serán elegibles a solicitar asilo en embajadas y consulados de Estados Unidos, consistente con los procedimientos para todos los extranjeros, explicó.

Con este cambio, seguiremos dando la bienvenida a cubanos como damos la bienvenida a inmigrantes de otras naciones, añadió.

Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba estuvieron congeladas durante décadas en la guerra fría, pero Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, restablecieron vínculos diplomáticos completos y abrieron embajadas en sus respectivas capitales en 2015. Obama visitó La Habana en marzo de 2016.

El presidente electo Donald Trump ha prometido revisar la política de acercamiento con Cuba cuando asuma el poder el próximo día 20.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete