domingo 24 de septiembre de 2017
Latest News

Pese a sanciones y advertencias Corea del Norte lanza nuevo misil balístico que sobrevuela Japón

Corea del Norte respondió este viernes a las últimas sanciones votadas por la ONU lanzando un misil balístico que sobrevoló Japón y que agrava aún más las tensiones en torno a la península coreana.

El cohete fue disparado desde un sitio cerca de Pyongyang, días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara una octava serie de sanciones para intentar convencer al régimen norcoreano de que renuncie a sus programas balístico y nuclear ilegales.

La nueva resolución de Naciones Unidas sancionaba el sexto ensayo nuclear norcoreano, el más potente hasta la fecha y que, según Pyongyang, se realizó el 3 de septiembre con una bomba H.

La comunidad internacional condenó el nuevo desafío de Pyongyang y el Consejo de Seguridad de la ONU convocó una reunión de emergencia para abordar la cuestión que se celebrará a las 20:00 GMT.

En el norte y noreste de Japón se activó un sistema de alerta a raíz del lanzamiento y el gobierno llamó a los residentes de esas zonas a permanecer en sus viviendas o buscar refugio bajo tierra.

Corea del Norte lanzó este nuevo misil horas después de haber amenazado a Estados Unidos y sus aliados con lanzar una bomba nuclear contra Japón.

El Comité de Asia Pacífico, que forma parte del Partido del Trabajo norcoreano, el único en el país, instó en un comunicado a atacar Japón con una bomba atómica, que permita “hundir en el mar cuatro islas del archipiélago”. Amenazó con “reducir a cenizas y a la oscuridad a Estados Unidos”, así como “borrar con un ataque” al gobierno en Seúl, según citaron medios estatales al Comité.

Esas amenazas fueron proferidas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU endureciera las sanciones a Corea del Norte a petición de Estados Unidos, después de que Pyongyang asegurase haber realizado una prueba con una bomba de hidrógeno, más potente aún que la nuclear.

La resolución de la ONU limita los suministros de petróleo a Corea del Norte, además de prohibir las exportaciones de textiles, una de las principales bazas del comercio exterior del país.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió “una respuesta mundial” tras esta “violación temeraria” de las resoluciones de la ONU.

Aunque el presidente estadunidense, Donald Trump, todavía no se ha expresado sobre el último disparo, su secretario de Estado, Rex Tillerson, criticó la acción norcoreana al considerar que contribuye a “profundizar el aislamiento diplomático y económico de Corea del Norte”.

“Llamamos a todas las naciones a tomar nuevas medidas contra el régimen de (el líder norcoreano) Kim (Jong-un)”, dijo Tillerson, enfocando especialmente su demanda hacia China y Rusia, países con fuerte influencia económica en Corea del Norte.

China condenó el lanzamiento a través del portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, y pidió a las “partes implicadas que actúen con moderación”.

Y Rusia “condenó firmemente” el lanzamiento del misil, en palabras del portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, calificó por su parte el disparo de “provocación escandalosa”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó con dureza la prueba misilística de Pyongyang y pidió al país asiático que se abstenga de realizar nuevos ensayos, que cumpla con las resoluciones del Consejo de Seguridad y que vuelva al diálogo sobre el desarme nuclear.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete