Latest News

Poderoso huracán Irma podría causar daños catastróficos en países del Caribe

El poderoso huracán Irma, de categoría 5, avanzaba este miércoles hacia el Caribe y el sur de Estados Unidos con vientos de 295 kilómetros por hora (kph), mientras las islas situadas en su recorrido se preparaban para lidiar con fuertes vientos, lluvias e inundaciones potencialmente letales.

El Centro Nacional de Huracanas (CNH) calificó a Irma como un huracán de categoría 5 «potencialmente catastrófico» y tuiteó que es el «más fuerte en el (Océano) Atlántico fuera del Mar Caribe y el Golfo de México en los archivos del CNH». La categoría 5 es la más alta en la escala de Saffir-Simpson que mide la fuerza de los huracanes, e implica vientos de más de 250 kilómetros por hora.

Irma llegará a Estados Unidos en momentos en que Texas y Luisiana todavía se recuperan del paso devastador huracán Harvey.

Está previsto que el ojo de Irma pase por el norte de las Islas de Sotavento, al este de Puerto Rico, en la noche del martes o la madrugada del miércoles. Asimismo, había advertencias en vigor en las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses y en Puerto Rico, informó en un comunicado el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

«Hay que acelerar para completar los preparativos en la zona de advertencia del huracán», afirmó el CNH.

Irma se ubicaba a unos 295 kilómetros al este-sureste de Barbuda, en el Caribe oriental, y se movía hacia el oeste a una velocidad de 22 kph, según el centro. Los vientos máximos sostenidos eran de 295 kph y los vientos huracanados se extendían a 96 kilómetros del ojo de la tormenta.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, instó a los 3,4 millones de habitantes del territorio estadounidense a que busquen cobijo en uno de los 460 refugios de emergencia antes de que el huracán impacte durante la noche.

«Es algo sin precedentes», comentó en una conferencia de prensa Rosselló, quien pedirá al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare un estado de emergencia federal incluso antes de que pase la tormenta, para permitir el desembolso de fondos de emergencia.

Mientras, el gobernador de Florida, Rick Scott, declaró estado de emergencia y dijo el martes que también solicitó a Trump que haga una declaración de emergencia «previa a la llegada» del huracán.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete