Latest News

“¡Presos políticos, libertad!”, gritaron anoche 750 mil en Barcelona

Una inmensa columna humana gritó anoche al unísono en Barcelona: “¡Presos políticos, libertad!”. Es la exigencia por el que se congregaron 750 mil personas, según la policía municipal, que volvieron a llenar las calles de banderas independentistas, carteles con reivindicaciones secesionistas y ahora, a raíz del encarcelamiento de la mitad del gobierno de Carles Puigdemont, con mensajes a favor de la liberación de los “presos políticos” del movimiento separatista. (ver vídeo al final de esta nota)
La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y la plataforma Òmnium Cultural congregaron a cientos de miles de personas que recorrieron el centro de la capital catalana en una inmensa columna de gente que iba encabezada por los familiares del ex presidente de Puigdemont, de sus 14 consejeros (cinco de los cuales están con él en Bélgica, y su vicepresidente, Oriol Junqueras. También estaban los familiares del líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y quien desde el pasado 2 de noviembre está preso en la cárcel de Estremera, en Madrid.
La destituida presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, quien fue excarcelada bajo fianza el viernes, no asistió a la marcha por recomendación de su abogado. Este sábado, otros cinco ex diputados catalanes fueron liberados bajo fianza de los mismos delitos de los que se acusa al resto del gobierno legítimo de Cataluña: rebelión, sedición y malversación, por los que podrían ser condenados a penas de hasta 50 años de cárcel.
Su delito: haber declarado la independencia unilateral el pasado 27 de octubre, tras una sesión parlamentaria en la que se votó por mayoría asumir el “mandato del pueblo” del referendo del pasado 1o de octubre, que pese a haber sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional se celebró, con un resultado de más de dos millones a favor de la secesión, lo que representaba el 38 por ciento del censo y 90 por ciento de los que ese día salieron a votar, algo más de 2 millones 300 mil de los 5 millones 400 mil ciudadanos catalanes empadronados.
Después de recorrer las calles coreando a favor de la liberación de sus dirigentes, finalmente se escuchó la voz de los presos y perseguidos. Francesc Riera leyó el mensaje que envió el ex vicepresidente preso, Oriol Junqueras: “Estamos lejos de todos y todo, aislados, encerrados, haciendo de tripas corazón porque no es fácil. Duele y nos han querido hacer daño. Somos la cabeza de turco, como una advertencia a todos, si no son sumisos arruinaremos sus vidas. ¿Cuáles son los sueños que dan miedo a los herederos del franquismo con el vergonzoso apoyo del PSOE (Partido Socialista Obrero Español)? Romper con un pasado de represión. Somos la semilla de la República y si perseveramos lo conseguiremos. Somos el viento fraternal que hará posible el amor a la libertad”.
También se hizo presente Puigdemont a través de un video en que declaró: “No hay barrotes ni exilios que nos puedan disuadir” y apeló al gobierno español, a la Unión Europea y la comunidad internacional para buscar una salida dialogada.
Después se escuchó la voz de la joven Marta Turull, la hija del que fue vocero y ministro de la presidencia Jordi Turull, preso en Madrid: “Nos llegan noticias de tantas acciones y gestos que demuestran su grandeza. Nos han encarcelado injustamente. Nuestro cuerpo está en la cárcel pero nuestro compromiso está con ustedes. No renunciaremos a nuestros ideales. Así que les imploro unidad, nuestra división es la gran esperanza del Estado”.
Acto seguido tomó la palabra Jordi Armadans en representación de Raül Romeva, quien fungía como consejero de Asuntos Exteriores y hoy preso en Estremera: “Nunca ha sido la animadversión lo que nos ha movido. Estamos aquí porque podemos construir puentes hacia una sociedad mejor, más justa y más libre. Hay que preservar la mano extendida, sin caer en provocaciones. Gracias, sabemos que no estamos solos, como no lo están ustedes. Juntos, lo conseguiremos”.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete