miércoles 28 de junio de 2017
Latest News

Tribunal condena a 390 años de cárcel a siete pandilleros por masacre de San Juan Opico

Los siete acusados por la masacre de once trabajadores cometida el año pasado en San Juan Opico, departamento de La Libertad,  fueron condenados hoy a 390 años de cárcel cada uno, 35 años por cada asesinato.

Ese fue el fallo emitido este miércoles al mediodía por el Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador. Los imputados fueron condenados a 390 años de cárcel en total, lo que significa prácticamente cadena perpetua.

La masacre, ocurrida el 3 de marzo del año pasado, conmocionó al país entero y llevó al gobierno a decretar una serie de medidas extraordinarias en materia de seguridad contra las pandillas. Entre las medidas se incluyó el estado de emergencia en siete de los 20 centros penales del país.

Las víctimas fueron ocho empleados de una compañía eléctrica y campesinos que trabajaban en cultivos cerca del lugar de la masacre. Los pandilleros, para evitar testigos, también asesinaron a los tres agricultores.

Las personas asesinadas fueron identificadas como Carlos López, Erick Rafael Durán, Nicolás Ascencio, José Alfonso Hernández Menjívar, Marvin Iván Durán, José Carlos Espinoza Beltrán, Francisco Javier Ábrego, Gerson Carías, Jorge Alberto Colorado, Jonathan Gabriel Castellanos y Miguel Ángel Hernández.

 

Fueron encontradas maniatadas y boca abajo. Diez de ellos fueron asesinados con arma de fuego y uno con un corvo por llevar consigo un carnet de soldado, según el relato de “Islámico”, el testigo criteriado del caso que recibiría a cambio de la información beneficios judiciales en su proceso penal.

Los ocho empleados, los primeros que fueron asesinados, pertenecían a la empresa Energía y Suministros, subcontratada por la Empresa Distribuidora Eléctrica Salvadoreña (EDESAL) y habían viajado a la zona para hacer trabajos de instalación y distribución de energía. Cerca de donde ocurrió la masacre trabajaban los campesinos, a quienes asesinaron posteriormente porque supuestamente habían sido testigos del múltiple crimen.

Además de los siete condenados hoy, dos menores de edad fueron condenados el 24 de octubre del año pasado a quince y cinco años de prisión en el centro de internamiento El Espino, en Ahuachapán.

Los siete condenados pertenecen a la Mara 18 y son identificados como: David Antonio Acosta Anaya, René Mauricio Landaverde, Héctor Mario Martínez Baisa, Douglas Alexander Montano Durán, Nelson Lobo Salgado, Miguel Ángel Deras y Diego Armando Serrano. En la masacre también participaron dos menores de edad, pero son procesas en los tribunales juveniles.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete