martes 25 de julio de 2017
Latest News

Violencia en El Salvador tiene un costo de más de $4,000 millones

La situación de violencia en El Salvador tuvo un costo para el Gobierno, los ciudadanos y las empresas de $4,026.3 millones de dólares durante el año 2014, reveló hoy un estudio de la Red de Investigadores del Banco Central de Reserva.

La cifra es el consolidado de todos los montos destinados para la prevención, el combate del crimen y las pérdidas económicas que ocasionan los hechos delictivos, como las extorsiones, secuestros, robos, homicidios, violaciones, entre otros.
El estudio señala que los más de cuatro mil millones representan el 16 % del Producto Interno Bruto (PIB), que se reportó este país centroamericano hace dos años, y que son equivalentes a casi la totalidad de las remesas familiares o de los ingresos tributarios que el país recibe.
Dicho monto representa el doble de lo que tiene que pagar El Salvador por su factura petrolera y con menos de la mitad, el 45 por ciento, podría cubrir los presupuestos de salud, educación y obras públicas.
El presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Óscar Cabrera, dijo que el precedente de este estudio se encuentra en un análisis que se realizó en el marco del Asocio para el Crecimiento en 2011, donde se calculó que los costos de la violencia e inseguridad representaban un 11 % del PIB, es decir, unos $2,800 millones.
Para este nuevo estudio, la red de investigadores del BCR incorporó nuevos elementos de análisis con información de diversas fuentes por lo que definió cinco grandes rubros en los que la violencia impacta a la economía local.
Luego de analizar la información, los autores del estudio concluyeron que el mayor impacto proviene del pago de extorsiones y los robos que sufren los ciudadanos y las empresas, con $1,303.5 millones. En segundo lugar, el costo generado por producción que no se obtuvo e inversiones que no se ejecutaron representan un 4.8 % del PIB, con $1,170.1 millones y $28.7 millones, respectivamente.
Los costos de la atención médica a personas víctimas de la violencia se ubican en tercer lugar con $19.5 millones por costos médico hospitalarios, $704.5 millones destinados a la atención por daños emocionales y psicológicos y $43.6 millones que se perdieron en 2014 por personas en edad productiva que fueron asesinadas. En conjunto, estos tres puntos representaron un 3.1 % del PIB.
Los costos del gobierno, con un 2.3 % del PIB, totalizaron $584.4 millones. “De esos, $328 millones son para seguridad y defensa, $155 millones para justicia y otro tipo de costos $57.2 millones”, citó Cabrera.
El último de los rubros fue el de los costos preventivos de la violencia, donde se detalla el monto que hogares y empresas destinaron al pago de servicios como seguridad privada, por $171.9 millones en 2014.
“El gasto que las familias realizan en infraestructura no se da en todos los años, pero sí veíamos que hay incrementos en ciertos años, donde se ha visto que las personas han gastado más en medidas de seguridad”, advirtió una de las investigadoras de Redibacen y coautora del estudio, Margarita Peñate.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete