Latest News

Adiós a Muhammad Ali, “el más grande”. El indómito campeón perdió ayer su última batalla en un hospital a los 74 años

El legendario ex boxeador Muhammad Ali falleció este viernes a los 74 años tras varios días hospitalizado en una clínica de Phoenix, Arizona, por problemas respiratorios.

La familia de la leyenda del boxeo confirmó la noticia cerca de la medianoche mediante un comunicado. Horas antes reportaron que su estado era muy grave.

Luego de una batalla de 32 años contra el mal de Parkinson, Muhammad Ali falleció a los 74 años. El tres veces campeón mundial completo murió esta tarde, se informó en el documento.

El Más Grande sostuvo 25 contiendas de campeonato del mundo. Tal vez la más recordada es la considerada pelea del siglo, la cual protagonizó el 8 de marzo de 1971 en el Madison Square Garden contra Joe Frazier, quien retuvo el título en decisión unánime, propinándole a Ali su primera derrota profesional. Dicho combate fue histórico también porque ofreció una bolsa jamás vista entonces para un deportista, 2.5 millones de dólares para cada boxeador.

Asimismo, son memorables sus peleas frente a George Foreman y Sonny Liston, a quien venció en dos ocasiones.

En la primera contienda ante Liston, cuando tenía 22 años y todavía era conocido como Cassius Clay, logró ganar el título de los pesados el 25 de febrero de 1964 en Miami. Al siguiente año disputaron la revancha en Lewiston, Maine, donde Ali noqueó a su rival en el primer round.

“Soy El Más Grande”, repetía con frecuencia el tres veces campeón mundial de peso completo.

El 30 de octubre de 1974 en Zaire brilló en Rumble in the Jungle al convertirse en el segundo boxeador en la historia, después de Floyd Patterson, en recuperar el título mundial de peso pesado al noquear a Foreman en el octavo round.

El 1º de octubre de 1975 ganó nuevamente a su archirrival Frazier enThrilla in Manila, en Filipinas.

Ali, quien dijo alguna vez a la prensa que podía flotar como una mariposa y picar como una abeja, comenzó sus trajines en el cuadrilátero de la vida muy temprano, pues creció en el sur de Estados Unidos segregado y experimentó prejuicios raciales y la discriminación de primera mano.

A los 12 años descubrió su talento en el deporte de los puños, cuando robaron su moto. Ali dijo al policía que quería golpear al ladrón y ese oficial, Joe Martin, quien era también entrenador de boxeadores en un gimnasio local, fue quien comenzó a prepararlo.

Soy un hombre corriente que trabajó duro para desarrollar el talento que se me dio. Muchos fans querían construir un museo para reconocer mis logros. Yo más que un edificio para albergar mis recuerdos, deseaba un lugar que inspirara a las personas a ser lo mejor que podían en lo que quisieran hacer, y para alentar que sean respetuosos el uno del otro, expresó hace años uno de los más grandes deportistas de toda la historia.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete