Latest News

Angelucci autocontrató servicios y alquiló casa de su madre para local de INFOCENTROS

El portal oficial Transparencia Activa, de la Secretaría de Transparencia y Anticorrupción de la Presidencia, reveló hoy que el ex presidente del Banco Multisectorial de Inversiones (BMI), Nicola Angelucci, quien presidió la asociación Infocentros, tuvo conflictos de interés cuando administró la entidad entre 2000 y 2009.

Según indica la documentación que se presentó en la denuncia interpuesta en la Fiscalía General de la República (FGR), durante la administración del ex presidente Mauricio Funes, para que se investigara el caso, siendo titular del BMI Angelucci también fungía como presidente de Infocentros.

Y mientras ostentaba los dos cargos, el BMI le transfirió más de $4 millones a la entidad hasta 2009, a través de convenios de prestación de servicios. Con estas transacciones se evidencia que el ex funcionario se auto contrató para financiar las actividades de la organización.

El artículo 26 de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública, después de su reforma, impide adquirir servicios donde empleados o funcionarios de la entidad forman parte de la Junta del oferente.

También, una de las posibles irregularidades evidenciadas es que la sede de la entidad se ubicó en un inmueble que pertenecía a su propia madre. El arrendamiento se formalizó en julio de 1,999 por $90,000 para tres años, a razón de $2,500 al mes. Además, se emplearon $91,171.80 de los fondos de Infocentros para mejoras del local, lo que significó la restauración de la casa de su madre con dinero del Estado. El alquiler se mantuvo por varios años más.

Angeluci y el director ejecutivo de Infocentros, Sigfredo Figueroa, fueron capturados por la policía la semana pasada y este lunes el Juzgado Cuarto de Paz de San Salvador resolvió que ambos serán procesados por los presuntos delitos de peculado (apropiación de dinero del Estado) y negociaciones ilícitas.

La historia de cómo Angelucci estuvo al frente de Infocentros inicia en 1999, año en que se realizó una reestructuración y se convirtió en presidente del proyecto, incumpliendo aparentemente los estatutos, que establecen que la Junta Directiva solo podría estar constituida por miembros fundadores.

Pero no terminan ahí los posibles conflictos de intereses del ex funcionario del último gobierno de ARENA. En el año 2000, pasaría no solo a presidir la asociación Infocentros, sino también el BMI. A mediados de 2002 el Fondo Especial proveniente de la privatización de ANTEL, dinero que sirvió para financiar la puesta en marcha de los infocentros, había desembolsado $9 millones (90% del préstamo), pero solo existían 35 establecimientos de los 100 comprometidos.

La Fiscalía pudo comprobar en el terreno que muchos de los locales de infocentros que supuestamente habían sido abiertos con el dinero desembolsado por el BMI, nunca fueron instalados.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete