Latest News

Asesinato de sacerdote en Lolotique fue producto de un asalto o ataque directo contra el religioso: PNC

Las autoridades de seguridad pública ya manejan dos posibles hipótesis sobre el crimen del Walter Osmir Vásquez Jiménez, de 36 años de edad, perpetrado por supuestos pandilleros la tarde anterior en el municipio de Lolotique, departamento de San Miguel.

De acuerdo con las primeras investigaciones del caso, el crimen pudo ser ocasionado por un asalto o se trató de una agresión directa contra el sacerdote, quien fue bajado del vehículo, le dispararon y luego cuando trató de huir fue perseguido por los criminales, quienes le dispararon nuevamente hasta asesinarlo, explicó en rueda de prensa el director general de la Policía Nacional Civil (PNC) comisionado Howard Cotto.

Junto al Ministro de Justicia y Seguridad Mauricio Ramírez Landaverde, Cotto dijo que el crimen ocurrió pasadas las 3:00 de la tarde del Jueves Santo, cuando el sacerdote era conducido en un vehículo todo terreno a dar una misa al caserío La Casona, en el cantón Las Ventanas, de Lolotique. El hecho criminal ocurrió en una calle polvosa y el cuerpo del sacerdote fue reconocido horas más tarde.

Cotto explicó que el padre Vásquez Jiménez había dicho una misa en Las Ventanas y fue solicitado para ir a otro caserío, La Casona, a ofrecer otra misa, por lo que le fue enviado un vehículo para llevarlo. En el auto se conducían, además del chofer, dos personas más. En el trayecto fueron interceptados por supuestos varios sujetos desconocidos, quienes les atravesaron un auto. Los delincuentes, quienes portaban pistolas y un fusil, quienes les obligaron a bajar del vehículo.

Según la información preliminar proporcionada por el director de la PNC, al bajar a las tres personas del vehículo, los atracadores les robaron todas sus pertenencias y al padre Walter lo apartaron del grupo y luego le dispararon. Aún herido el sacerdote corrió pero fue alcanzado por los hechores, quienes le dispararon nuevamente. El cuerpo del sacerdote asesinado quedó tirado a media calle.

Más tarde, la policía fue avisada de un crimen y agentes se presentaron a la escena para verificar el hecho y establecieron que se trataba de un sacerdote, asesinado de varios disparos de arma de fuego.

El padre Walter era originario de Lolotique, tenía 36 años y había sido ordenado sacerdote en 2010. Era párroco en el municipio de Mercedes Umaña, municipio del departamento de Usulután, pero para esta Semana Santa le habían sido asignados los oficios religiosos en Lolotique.

El ministro de Justicia y Seguridad, Ramírez Landaverde, dijo en la rueda de prensa anoche que las autoridades han asignado un equipo de investigadores para esclarecer el caso lo antes posible y llevar ante la justicia a los asesinos del sacerdote.

El crimen ha causado indignación generalizada y la condena de la Iglesia Católica y de la Presidencia de la República.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete