Latest News

Cambios insuficientes: ARPAS

La coordinadora de radios comunitarias de El Salvador publica este miércoles en sus 20 emisoras asociadas, un editorial en el que hace referencia a los cambios realizados en el gabinete de gobierno esta semana, por parte del presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén. ARPAS considera que los cambios son insuficientes.

El gobernante separó de sus cargados a los titulares de Hacienda, Economía y ANDA, tres instituciones responsables de medidas sensibles que han impactado la economía de la población. Pero también removió funcionarios en otras áreas del gobierno.

Sin embargo, ARPAS considera que los cambios son insuficientes y el gobernante debería completar la reestructuración del equipo de gobierno.

Se espera que el presidente anuncie cambios en los próximos días, en políticas públicas relacionadas con los subsidios, tarifas de ANDA y otras medidas.

A continuación el editorial de ARPAS de este miércoles 21 de de marzo.

Cambios insuficientes

El Presidente Salvador Sánchez Cerén juramentó ayer a nuevos titulares en los ministerios de Hacienda y Economía, ANDA y otras instituciones del Ejecutivo, como parte de los cambios que su gobierno realiza en respuesta al mensaje que la población mandó en las elecciones del pasado 4 de marzo.

Los tan esperados “cambios”, sin embargo, son insuficientes. Dos semanas después de conocer los catastróficos resultados para la izquierda gobernante, Sánchez Cerén se limita a rotar funcionarios, lo que en lenguaje popular se llama “rueda de caballitos” y que la población percibe como “más de lo mismo”.

Funcionarios como Carlos Cáceres, Tharsis Salomón y Marco Fortín deben estar fuera del gobierno, no removidos a servicio diplomático, secretarías presidenciales u otros cargos de consuelo. Debieron ser destituidos por ineficientes en su trabajo, inconsecuentes con la visión progresista y culpables de errores que provocaron la apabullante derrota electoral del FMLN.

En algunos “cambios”, además, no se observó el elemental principio de idoneidad, como en el Ministerio de Economía y la Secretaría de Comunicaciones. El Presidente tampoco separó de sus cargos al viceministro de Salud Julio Robles Ticas, a la ministra de Medioambiente Lina Phol, al presidente de CEPA Nelson Vanegas, al secretario de Vulnerabilidad Jorge Meléndez, entre otros funcionarios impresentables.

Los “cambios” son limitados. Sánchez Cerén debió reestructurar completamente su gabinete desechando a funcionarios espurios, incorporando a otras personas y proyectando nuevas alianzas de cara a las presidenciales del 2019. Esto incluye también la sustitución de muchos mandos medios.

A la ausencia de cambios reales en el Ejecutivo, se suma la falta de cambios en el FMLN. El partido de gobierno urge de relevos, al menos, en sus secretarías de Movimientos Sociales, de Organización y de Comunicaciones.

La falta de cambios en el partido y la rotación de funcionarios gubernamentales alejan aún más las posibilidades electorales de la izquierda salvadoreña. El mesiánico alcalde capitalino Nayib Bukele y los oligarcas precandidatos areneros Carlos Calleja y Javier Simán, se frotan las manos.

Oscuros nubarrones asoman en el horizonte nacional.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete