Latest News

Centro de estudios Rodríguez Porth violó sus propios estatutos al donar millones de dólares a ARENA

El centro de estudios políticos “José Antonio Rodríguez Porth” violó una serie de reglas establecidas en sus propios estatutos al donar $12.2 millones al partido ARENA entre los años 2006 y 2017.

Por un lado, se autodefine como una organización apolítica y sin fines lucrativos ni religiosos, dedicada a la formación de “la sociedad salvadoreña”, pero recibió una millonaria donación que luego la entregó a un partido político. Si bien puede recibir donativos solo debió utilizarlos en función de sus objetivos señalados en los estatutos.

Los estatutos del centro de estudios políticos “Dr. José Antonio Rodríguez Porth” detallan con claridad que el patrimonio de esta organización no gubernamental (ONG) solo debe usarse para los objetivos que fue creada que son, entre otras cosas, la elaboración de estudios de la realidad nacional, investigaciones, y no entregar dinero a un partido político.

Con la donación de más de $12 millones que hiciera esta ONG al partido ARENA entre 2011 y 2014 viola el artículo 6 de sus propios estatus que dice: “el patrimonio del Centro pertenece al mismo y en ningún caso a sus miembros. La junta directiva estará encargada de administrar el patrimonio del centro en estricto apego al cumplimiento de sus objetivos”.

En ninguno de sus artículos de los estatutos del centro de estudios aparece que puede donar dinero para el financiamiento de campañas electorales de ningún partido.

El acta con Acuerdo No. 127 del Ministerio de Gobernación otorgada al Centro de Estudios Políticos (CEP) “Dr. José Antonio Rodríguez Porth” el 19 de junio de 2002 le da su carácter de persona jurídica y queda así en el Registro de Asociaciones y Fundaciones sin Fines de Lucro.

De esta forma nacía la organización representada y constituida por: Ricardo Harold Kriete, Carlos Ernesto Boza Delgado, Archie Baldocchi Dueñas, Gerardo Antonio Balzaretti Kriete, Juan Federico Salaverría Prieto, Ana Vilma Albanez de Escobar, Roberto Jaime Francisco Llach Hill, Federico Guillermo Ávila Qüehl, Luis Enrique Córdova Macías, Francisco Esteban Antonio Laínez Rivas, Jorge Eduardo Días Salazar y Manuel Enrique Arrieta Araujo.

La entidad se autodefinía sin fines lucrativos, ni religiosos y de carácter apolítica, y la administración del Centro estaría a cargo de una Junta Directiva formada por doce miembros.

Los estatutos del centro de estudios señalaban que tendría por objeto contribuir al desarrollo integral de El Salvador y de sus nacionales (no de un partido en específico) por medio de estudios científicos sobre los problemas sociales, económicos y políticos de El Salvador.

También buscaba proponer a quienes el Centro considerase pertinente, propuestas de solución viables a los problemas encontrados, así como realizar capacitaciones dirigidas a cuadros y miembros de la sociedad salvadoreña (no partido político alguno) que considerase pertinente; y de igual forma, elaborar documentos o informes que presentaran el resultado de las investigaciones realizadas y publicarlas.

En el artículo 5 de los estatutos del CEP se definía que el patrimonio de este serían los aportes de los miembros fundadores ($100.00 cada uno) y que los donativos, herencias, legados o contribuciones en efectivo o especie que recibiera serían destinados en estricto apego al cumplimiento de los objetivos antes señalados, es decir, a actividades de investigación y formación.

El director ejecutivo de Iniciativa Social para la Democracia (ISD), Ramón Villalta, en la entrevista “El Salvador Ahora”, señaló, sobre el procedimiento y acciones de la ONG que “en el juicio por actos de corrupción contra el expresidente Francisco Flores quedó establecido que dicha Asociación fue el medio que utilizó el partido ARENA para lavar dinero que el expresidente recibió mediante un mecanismo offshore y hacer llegar los fondos al partido de derecha”.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete