Latest News

CSJ rechaza, nuevamente, extradición de militares a España implicados en caso jesuitas

La Corte Suprema de Justicia de El Salvador rechazó hoy nuevamente la solicitud de la justicia española de extraditar hasta ese país un grupo de militares acusados de la masacre de seis sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras, ocurrida en noviembre de 1989.

La resolución fue aprobada en corte plena a primera hora de esta tarde, según informaron fuentes judiciales. La votación en contra de la extradición habría sido unánime.

La justicia española aprobó en marzo pasado solicitar la extradición, por segunda ocasión, de 17 militares salvadoreños acusados de la autoría material e intelectual de los sacerdotes jesuitas, perpetrada por un batallón del ejército en el interior de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, UCA, la madrugada del 16 de noviembre de 1989, en medio de una cruenta ofensiva guerrillera.

La policía salvadoreña capturó en febrero pasado a cuatro de 17 militares que son reclamados por la justicia española, acusados del asesinato de seis sacerdotes jesuitas, su empleada y la hija menor de ésta.

Tras las capturas, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, dijo que las detenciones se dieron en el marco de la ley y llamó al resto de militares a entregarse a la justicia voluntariamente.

Las policía informó que el operativo de captura de los militares continuaría en los días siguientes, hasta hacerlas efectiva todas, pero no hubo una sola detención más. Mientras tanto, familiares de algunos de los uniformados salieron a denunciar una presunta “persecución política”, alegando que el caso ya fue juzgado.

Las capturas provocaron la reacción de distintos sectores de la sociedad salvadoreña, y acaparó la atención de la prensa de este país, al tiempo que el presidente Sánchez Cerén, convocó a una reunión con todos los partidos políticos, para a bordar el asunto en Casa Presidencial.

El rector de la UCA, padre Andreu Oliva, avaló las capturas de cuatro militares señalados de cometer la masacre, tras afirmar que “el juicio de 1991 fue un juicio contra los autores materiales y fue un juicio fraudulento”.

El religioso añadió que luego del juicio de 1991 se intentó enjuiciar a los autores intelectuales del crimen pero ya no fue posible. “Se dijo que el caso había prescrito”, expresó.

El rector de la UCA respondió a sectores de la derecha que criticaron la detención de los militares, pues recordó que la muerte de los sacerdotes jesuitas “es un crimen de lesa humanidad, incluso un acto de terrorismo de Estado, no es un asesinato común y corriente”.

Los seis sacerdotes, entre ellos el entonces rector de la UCA, Ignacio Ellacuría, y su empleada doméstica y la hija de ésta, fueron asesinados con armas de fuego por un grupo de soldados del ejército, quienes los sacaron de sus habitaciones, les dispararon a sangre fría y posteriormente dejaron sus cuerpos en el jardín de la residencia, ubicada en el interior de la universidad.

El juez de la Audiencia Nacional española, Eloy Velasco, falló el pasado cinco de enero contra 17 militares salvadoreños, a quienes responsabiliza de la muerte de los religiosos, por lo que la INTERPOL emitió una difusión roja internacional para que se les capture y extradite a España para ser juzgados en ese país.

 

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete