Latest News

El Salvador afronta debate sobre régimen de excepción ante escalada de violencia

El Salvador afronta un fuerte debate luego que gobierno anunciara esta semana que estudia instaurar el régimen de excepción, ante la escalada de violencia que vive el país, causada principalmente por grupos de pandillas, que está dejando un saldo de 23 personas asesinadas cada día.

La anunciada medida provocó reacciones que van desde quienes la respaldan, como es el caso de la mayoría de partidos políticos, hasta quienes la rechazan tajantemente como ha ocurrido con la cúpula empresarial del país y grupos de derecha.

El anuncio lo hizo el propio presidente Salvador Sánchez Cerén, el pasado lunes, luego que en los últimos días se produjera un repunte de homicidios, entre ellos una masacre de once trabajadores en San Juan Opico y el asesinato de varios agentes de la policía y efectivos militares.

El régimen de excepción incluye la suspensión de varias garantías constitucionales y la focalización de acciones extraordinarias para combatir a los grupos criminales, principalmente en los 10 municipios más violentos del país en este momento.

De inmediato el mandatario obtuvo el apoyo del partido oficial, el FMLN, y del resto de institutos políticos representados en la Asamblea Legislativa, a excepción del derechista partido ARENA, que ve en la medida una amenaza a la libertad de expresión y el peligro de persecución política.

El presidente del partido ARENA, Jorge Velado, dijo que con el régimen de excepción “nos van a callar a todos, a los periodistas, a los medios de comunicación”, en tanto que el diputado Norman Quijano, aseguró que con la medida “estamos trascendiendo de un Estado de Derecho y eso es peligroso, porque vienen las vendettas y otros hechos”.

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), dijo por su parte que con la medida el gobierno busca “controlar a los ciudadanos, evitar las protestas”, además de “conseguir más dinero” para resolver los problemas presupuestarios que enfrenta.

El presidente de la ANEP, Jorge Daboub dijo que “los salvadoreños demandamos soluciones al grave problema de inseguridad, no excusas ni leyes que coarten los derechos de la ciudadanía”.

El gobierno ha rechazado esas críticas pues asegura que el único propósito es combatir con más recursos y medidas extraordinarias las acciones criminales. Sólo entre enero y febrero de este año se registraron en El Salvador 1,536 homicidios, equivalente a un promedio diario de 23 muertes.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, dijo que el presidente Sánchez Cerén “está estudiando desplegar a todo el ejército, como una medida si se necesita”.

El gobierno anunció que la propuesta de ley para la instauración de un régimen de excepción podría ser presentada a la Asamblea Legislativa la próxima semana.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete