Latest News

El Salvador dejó de percibir el año pasado 1,513 millones por evasión y elusión de empresas

Un estudio socio económico del departamento de Economía de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), reveló esta semana que la evasión y la elusión fiscal privan al Estado salvadoreño de ingresos por más de $1,513 millones anuales.

La suma, en términos porcentuales, representa el 50% de la recaudación tributaria. En el año 2015, solo en incentivos de exoneración de aranceles para las exportaciones, se evadieron $400 millones, señala el estudio.
El estudio de la UCA determinó que las empresas en el país evaden el 50% del Impuesto Sobre la Renta (ISR). A esto se añade la apropiación indebida del IVA para hacer un total de $1,513 millones que no ingresan a las arcas públicas.

Según el documento, en concepto de impuesto sobre la renta la cantidad no pagada es de $800 millones y, la apropiación de IVA es de $713 millones. Ambas cifras contribuirían a mejorar sustancialmente la cantidad y la calidad de los servicios públicos que la población demanda.

Esta cantidad, según la universidad, representa 2.4 veces el incremento del Producto Interno Bruto (PIB) del país de 2015 y significa que si se hubiese pagado ese dinero, la economía salvadoreña habría crecido más del 2.5%.

El estudio académico indica también que una de las formas de elusión del IVA se da a través del incentivo de la exoneración por el pago de aranceles a las exportaciones. Solo ahí hubo $400 millones no recaudados por el Ministerio de Hacienda el año pasado.

Los economistas de la UCA que realizaron el estudio reconocen que esta cantidad de evasión y elusión de impuestos se da a pesar de los esfuerzos gubernamentales en hacer más justo el sistema tributario del país, “aumentado la progresividad, favoreciendo a los que tienen menos”.

Según la organización Oxfan El Salvador, debido a estos mecanismos en América Latina y el Caribe los Estados dejan de percibir más de $200,000 millones al año, es decir, un 4.1% del PIB de la región, cifras con las que se podría duplicar la inversión pública en salud.

“Mucho de este dinero va a paraísos fiscales, escondidos de los gobiernos, recursos que deberían invertirse en mejorar la calidad de vida de la gente”, señalan los representantes de Oxfan.

La investigación de la UCA se realizó durante el segundo semestre del 2015 y en el análisis se abordaron temas como acceso al empleo, política fiscal, deuda pública y pensiones, salario mínimo, entre otros temas.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete