martes 17 de octubre de 2017
Latest News

El Salvador ya tiene un plan para transformar la educación, pero requiere de $12,573 millones

El Consejo Nacional de Educación (CONED) entregó esta semana al gobierno el Plan El Salvador Educado, con el que se busca transformar el sistema educativo del país, pero su presupuesto es de $12,573 millones dólares, que según sus autores sólo será posible conseguir a través de una reforma fiscal y mayor crecimiento económico.

El Plan propone 104 acciones para atender de forma prioritaria seis desafíos que enfrenta el país en materia educativa: seguridad en las escuelas, docencia, primera infancia, escolaridad universal, infraestructura y educación superior. Son un conjunto de acciones estratégicas de corto, mediano y largo plazo que darían un giro sustancial a la educación.

Pero el plan, que establece un período de ejecución de 10 años, contempla una inversión anual de de poco más de $1,200, para totalizar 12 mil 573 millones durante la década.

PUBLICIDAD

El ministro de Educación Carlos Canjura, considera inevitable una reforma fiscal para obtener los recursos y “para enfrentar este reto que nos plantea el plan”. Y aunque se muestra poco optimista de conseguir los fondos sugeridos estima como muy importante “tener bien delineado lo que queremos hacer, y definir la brecha significa priorizar lo que debemos hacer”.

La representante de Unicef en El Salvador, Marina Morales, explica que la cantidad señalada en el plan “es una cifra referencial”, pero que “sin duda tendrá que encontrarse un espacio fiscal”.

El salvador tiene una brecha histórica de inversión en educación. Actualmente ronda el 3.45% del PIB (producto Interno Bruto) y antes estaba en 2%. Otros países de América Latina, el presupuesto en educación es muy superior al de El Salvador.

El Plan El Salvador Educado estima que la inversión en educación debe alcanzar el 7% del PIB, es decir, el doble de lo asignado actualmente.

El economista Rafael Pleitez, miembro del CONED, comparte el planteamiento de una reforma fiscal para financiar la transformación educativa, pero considera como factor clave una apuesta al crecimiento de la economía. “Necesitamos financiar la transformación educativa con un crecimiento del 5%, no podemos seguir con una tasa de 2% de crecimiento”, afirma Pleitez.

En 2015 El Salvador tuvo un crecimiento de su economía del 2.5% y para este año la proyección es similar.

El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, considera necesario llevar, por lo menos, al 17% la tributación en el país, para mejorar la sanidad de las finanzas del Estado. Actualmente es de 16%, gracias a las reformas aplicadas desde 2009 durante el gobierno del expresidente Mauricio Funes, las cuales han permitido reducir la evasión y la elusión.

Un estudio publicado recientemente por la UCA reveló que solo durante 2015 el Estado salvadoreño dejó de percibir 1,513 millones de dólares, por la evasión de la renta y a la apropiación del IVA, es decir, que muchos contribuyentes no reintegraron al fisco el Impuesto al Valor Agregado que cobraron cuando vendieron un producto o servicio.

El ministro de Educación cree que además de necesitar una reforma fiscal y un mayor crecimiento de la economía, se puede ir nivelando la inversión en educación y conseguir los recursos que necesita la reforma educativa que recomienda el Plan, reorientando fondos. “Si pudiéramos resolver la inseguridad, esos recursos lo s invertiríamos en educación o salud”, apuntó.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete