Latest News

Empresario Miguel Menéndez se declara “molesto y ofendido” por afirmaciones de la Fiscalía

El empresario Miguel Menéndez, investigado actualmente por supuestos actos de corrupción que lo relacionan con el ex presidente Mauricio Funes, negó que esté huyendo o que piense abandonar el país, y se declaró “molesto y ofendido” por afirmaciones de la fiscalía en el sentido que él estaría intentando evadir la justicia.

“El arraigo mío es San Salvador, este es mi país, aquí he creado mis empresas, aquí tengo a mis papás, a mis hijas, mis nietos. Entonces molesta y ofende porque es una cuestión mediática que, la verdad, me ha traído muchos problemas”, dijo en entrevista con el periódico La Prensa Gráfica.

Menéndez, un ex corredor de autos y campeón centroamericano conocido también como “Mecafé”, es propietario de varias empresas, entre ellas fincas y un beneficio de café. También es dueño de COSASE (Compañía Salvadoreña de Seguridad), unas de las empresas privadas de seguridad más grandes del país.

El pasado 17 de agosto, las oficinas de COSASE y otros inmuebles de Menéndez fueron allanados por la Fiscalía General de la República, que dijo buscar pruebas que incriminen al ex presidente Funes en casos de supuesta corrupción con la complicidad del empresario.

Según la Fiscalía, durante la administración Funes las empresas de Menéndez obtuvieron contratos por más de $20 millones de dólares, supuestamente por la relación de amistad con el ex mandatario. Pero tanto el ex presidente Funes como ahora Menéndez han negado dichos señalamientos de la Fiscalía.

En la entrevista publicada este sábado por LPG, el empresario afirmó que durante el gobierno del ex presidente Funes sus empresas solo obtuvieron ganancias por $1.5 millones de dólares y no como lo asegura la fiscalía.

Menéndez calificó como “una experiencia amarga” su paso breve por el gobierno del ex presidente Funes, en el que fue presidente de la Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), cargo al que renunció para no tener conflicto de interés y que sus empresas no tuvieran inconveniente en firmar contratos con dependencias del gobierno.

“Mi pecado fue hacer ganar al hombre (Mauricio Funes). Todo esto me está dando una gran lección… decirle a los empresarios como yo, que no apoyen ninguna campaña presidencial”, dijo Menéndez, acompañado de su hija durante la entrevista del  periódico.

El empresario aseguró que así como tuvo contratos con el gobierno de Funes también, también hizo negocios con las administraciones del partido ARENA y con el actual gobierno de Salvador Sánchez Cerén. Incluso asegura que ahora le va mejor.

“Al presidente actual Sánchez Cerén desde que asumió la presidencia no lo he saludado ni lo he visto y no he estado en una reunión con él. Ahora con él facturamos $1.8 millones y él no es mi amigo”, se defiende Mecafé.

El ex presidente Funes rechazó recientemente que él haya llamado o pedido a algunos de sus ministros o funcionarios contratar las empresas de Mecafé, a la vez que rechazó señalamientos de la supuesta existencia de negocios entre él y el empresario cafetalero.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete