sábado 19 de agosto de 2017
Latest News

Escándalo político en El Salvador por vídeo de diputado y alcalde negociando con líderes de pandillas

Un escándalo político sacude al principal partido de oposición, luego que uno de sus diputados y un alcalde aparecen reunidos negociando con líderes de pandillas favores a cambio de apoyo.

El diputado Ernesto Muyshondt y el alcalde de Ilopango Salvador Ruano, ambos del opositor partido Alianza Republicana Nacionalista (arena), aparecen en un vídeo difundido el pasado fin de semana por el periódico digital El Faro, reunidos con líderes de pandillas, a quienes ofrecieron beneficios a cambio de apoyo para las pasadas elecciones presidenciales de 2014.

La reunión habría ocurrido en febrero de ese año, en la recta final de la campaña electoral y en ella los dirigentes políticos les ofrecieron beneficios carcelarios y otros favores.

El vídeo generó de inmediato indignación ya que el diputado Muyshondt ha sido uno de los principales detractores de la llamada tregua entre pandillas, facilitada en 2012 por el gobierno del expresidente Mauricio Funes. Incluso en el pasado pidió que se investigara a los mediadores de la tregua y a funcionarios del gobierno anterior que la apoyaron.

Pero también ha causado indignación porque la reunión con los líderes de las pandillas se produjo en momentos en que el candidato presidencial de ARENA, Norman Quijano, ofrecía en su campaña acabar con las pandillas y los altos índices de inseguridad.

Tras la difusión viral del video, el excandidato presidencial, ahora diputado, negó rotundamente haber tenido conocimiento de dicha reunión. Pero horas después, en un programa de televisión, el alcalde Ruano lo desmintió. Viendo a la cámara, Ruano le dijo a Quijano que dijera la verdad, que él sí sabía de esa reunión.

Un día después, el martes, el diputado Quijano, también exalcalde de San Salvador, terminaría reconociendo que sí sabía de la reunión, aunque matizó que el objetivo del encuentro no era pactar con los pandilleros al marguen de la ley.

Tanto el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén como el partido oficial, el FMLN, pidieron a la Fiscalía una investigación del caso. Este miércoles, la Fiscalía interrogó por casi tres horas y por separado a Muyshondt y a Ruano.

Algunos diputados ya han solicitado un proceso de antejuicio contra el parlamentario, en tanto que algunos analistas y académicos han expresado sus sospechas de una posible relación de dirigentes del partito ARENA con las pandillas, a quienes las autoridades responsabilizan de ser las principales causantes de la alarmante ola de crímenes que a diario deja un promedio de 23 homicidios en El Salvador.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete