Latest News

Estado de emergencia en Carolina del Norte en medio de protestas por represión policial

El gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, declaró estado de emergencia en la ciudad de Charlotte, tras las protestas durante esta semana, en las que la policía antidisturbios disparó balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta contra los manifestantes. Los manifestantes, a su vez, arrojaron fuegos artificiales y basura a los oficiales.

Las autoridades dijeron que cuatro oficiales resultaron heridos; también hubo muchos heridos entre los manifestantes. La protesta de la noche también incluyó un tiroteo entre civiles, que terminó con un hombre gravemente herido y al menos siete personas más heridas.

Además, el gobernador comenzó a tomar medidas para desplegar a la Guardia Nacional. Esa fue la segunda noche de protestas en la ciudad después de la muerte de Keith Lamont Scott, un afroestadounidense de 43 años de edad, causada por disparos efectuados por la policía el martes.

Mientras la policía afirma que primero aplicaron una pistola Taser y luego le dispararon a Scott porque este iba armado, la familia de Scott sostiene que él no estaba armado y que solamente llevaba un libro en la mano.

La familia afirma que había estado sentado en su coche, esperando para recoger a su hijo después de la escuela. Esto se produce al tiempo que las protestas continúan también en Tulsa, Oklahoma, con el tiroteo policial fatal del viernes contra Terence Crutcher, afroestadounidense de 40 años de edad, quien recibió un disparo de la oficial blanca Betty Shelby mientras tenía las manos en alto.

Ayer por la noche, en otras ciudades, entre ellas Nueva York, se realizaron protestas en solidaridad, para exigir justicia en ambos casos, mientras que en Indianápolis, todas las jugadoras del equipo Indiana Fever de la WNBA se arrodillaron durante el himno nacional a modo de protesta por estas muertes.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete