Latest News

Incendio en Los Ángeles provoca evacuación de 82 mil personas

Un incendio al este de Los Ángeles se propagó con gran velocidad, obligando a evacuar a más de 82 mil 600 personas y a declarar el estado de emergencia.

Pese a los esfuerzos, no se había logrado controlar las llamas dijeron a la prensa las autoridades. «Hay una maleza muy, muy seca, que es muy combustible», señaló una fuente gubernamental. «Es muy peligroso para el público y también para los bomberos».

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia para el condado de San Bernardino, unos 100 kilómetros al este de Los Ángeles, donde el denominado incendio de Blue Cat crecía rápidamente.

Esa medida permite movilizar a todas las agencias gubernamentales californianas para luchar contra los incendios.

El fuego se inició en la mañana del martes y hasta este miércoles ya ha quemado más de 7 mil 200 hectáreas, según el sitio de información sobre incendios Inciweb, que indicó que unas 34 mil 500 edificaciones están amenazadas.

Las llamas ya se devoraron una víctima de alto perfil: el Summit Inn, una vieja cafetería en la famosa Ruta 66 que tuvo entre sus clientes célebres figuras como Elvis Presley y Clint Eastwood, informó el diario Los Ángeles Times.

Después de cinco años de una sequía récord y en plena ola de calor en el desierto californiano, este incendio ya dejó a dos bomberos con heridas leves entre los mil 250 efectivos movilizados.

Ambos bomberos, que fueron ingresados al hospital y dados de alta, ya regresaron a la línea de fuego, donde se esperaba el arribo de más efectivos para combatir las llamas.
El fuego representa «una amenaza inmediata para el gran público, el tráfico ferroviario y las viviendas (…) de los alrededores». Las advertencias de evacuación afectan a 82 mil 640 personas.

Varias rutas y calles de la zona estaban cerradas, al igual que el centro de ski de alta montaña en Wrightwood, que en temporada veraniega recibe turistas que practican senderismo y otras actividades al aire libre.

La temporada de incendios ha pegado de lleno en California, estado amenazado por una ola de calor con temperaturas que llegan a los 40 grados Celsius, a lo que se suman las ráfagas de los denominados vientos de Santa Ana.

Otro incendio importante se desató el sábado unos 170 kilómetros al norte de San Francisco, que ya quemó más de mil 600 hectáreas.

El denominado incendio Clayton ya destruyó más de 175 construcciones, y pese a que los mil 700 efectivos lograron controlarlo en un 35 por ciento, sus llamas avanzan agresivas hacia el norte, dijo Cal Fire.

En la zona vitivinícola del centro de California, el incendio Chimney, que apenas fue controlado en un 20 por ciento, ya quemó unas 2.70 hectáreas cerca de la ciudad de San Luis Obispo y destruyó unas 40 edificaciones desde que se desató el sábado.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete