miércoles 18 de octubre de 2017
Latest News

Organizaciones sociales rechazan medidas de ajuste fiscal recomendadas por el FMI a gobierno de El Salvador

Las organizaciones aglutinadas en la Alianza Social por la Gobernabilidad y la Justicia (ASGOJU), expresaron su rechazado al paquete de medidas de ajuste fiscal recomendadas por el Fondo Monetario Internacional al gobierno de El Salvador, por considerar que éstas traerían “más pobreza, violencia y migración”.

En un comunicado hecho público en las últimas horas, las organizaciones de ASGOJU dijeron que “expresamos nuestro más profundo rechazo a las medidas de ajuste fiscal que pretende imponer el FMI, y nos oponemos a que el déficit fiscal del gobierno -provocado por los altísimos niveles de evasión tributaria de los grandes empresarios y el boicot financiero de la Sala Constitucional- se resuelva incrementando el IVA, congelando salarios, eliminando subsidios y aumentando la edad de jubilación”.

PUBLICIDAD

“Rechazamos que el FMI, no conforme con la implementación del modelo neoliberal durante los gobiernos de ARENA, pretenda ahora profundizar sus programas de ajuste estructural para generar mayor pobreza, violencia, migración”, advirtieron.

Las organizaciones proponen que “el déficit fiscal del gobierno se resuelva combatiendo eficientemente las evasión y la elusión tributaria, aprobando una reforma fiscal progresiva, renegociando la deuda externa, aprobando la reforma de pensiones y recuperando los dineros de la corrupción”.

“Como organizaciones progresistas exigimos al gobierno que rechace las espurias recetas del FMI y hagamos un frente común para impulsar las propuestas de justicia tributaria. Aplicar las medidas del FMI provocaría un estallido social que beneficiaría el retorno de la derecha oligárquica al Ejecutivo”, advirtieron las organizaciones de ASGOJU.

Recientemente, una misión del FMI que visitó El Salvador recomendó al gobierno varias medidas para sanear las finanzas del Estado. Entre las aproximadamente diez medidas propuestas se encuentran el aumento del 13% al 15% a la tasa del IVA, reducción del gasto público, congelar las plazas dentro del gobierno, eliminar subsidios, entre otras.

Las mismas medidas fueron recomendadas por el FMI al gobierno anterior del ex presidente Mauricio Funes, pero éste las rechazó, pues dijo en su momento que antes se pueden implementar otras acciones para elevar la recaudación y mejorar las finanzas del Estado. Un boicot de las cúpulas empresariales impidió entonces que se lograra un acuerdo fiscal.

Esta semana el secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, anunció que el gobierno eliminará el subsidio de energía eléctrica a empresas y personas que no lo necesitan por su condición económica. Ha dicho también que estudia eliminar otros subsidios, como el del transporte a los empresarios de buses.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete