martes 17 de octubre de 2017
Latest News

Pese a esfuerzos del gobierno 40% de delitos son ordenados desde las cárceles

El gobierno reconoció que pese a los esfuerzos que realiza en materia de seguridad, el 42% de los delitos, que van desde asesinatos hasta extorsiones y amenazas, se siguen ordenando desde el interior de las cárceles.

Desde el pasado mes de marzo el gobierno instauró estado de emergencia en las siete cárceles del sistema penitenciario donde guardan prisión los cabecillas de las pandillas y del crimen organizado, pero el bloqueo de la señal de teléfonos celulares y de la internet no se ha podido lograr en un 100%, según lo reconocen las mismas autoridades.

“Hasta ahora, en los últimos 10 años, más del 42 % de todas las acciones de carácter criminal en materia de extorsión, de amenaza, de chantaje, salen del sistema penitenciario”, dijo el vicepresidente de la República Óscar Ortiz.

PUBLICIDAD

El vicemandatario explicó que el gobierno continuará impulsando medidas para reducir hasta eliminar la comunicación de los cabecillas en prisión con sus estructuras que cometen los delitos. Una de esas medidas consiste en una reingeniería del sistema penitenciario.

El ministro de Justicia y Seguridad Mauricio Ramírez Landaverde, indicó que se han realizado estudios sobre la incidencia delincuencial y en ellos se estableció que el 40% de los delitos que fueron investigados tuvieron relación desde el sistema penitenciario.

El funcionario dijo que muchos delitos como homicidios múltiples fueron ordenados, avalados y coordinados desde el interior de las cárceles. “Por eso se trabaja en cerrar la posibilidad de que continúe habiendo esa comunicación desde el interior de los centros penitenciarios hacia el exterior. Ese ha sido el medio ocupado para generar inseguridad y cometer delitos en contra de los salvadoreños”, afirmó Ramírez Landaverde.

El gobierno proyecta invertir $150 millones de dólares en el plan de reingeniería del sistema carcelario, que incluye la construcción de tres nuevos centros penales, la reubicación de 10,000 internos en granjas para que realicen actividades productivas, como la agricultura y talleres de mecánica.

También se implementarán medidas como la restricción de ingreso de ropa y otros productos y se dará uniforme a los reclusos. Las autoridades esperan descongestionar los centros penales, los cuales actualmente están hacinados en un 300%, para poder lograr el control absoluto del sistema penitenciario y bajar así los delitos al mínimo.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete